APRENDER A RESPIRAR PARA MEDITAR CORRECTAMENTE





 La respiración es muy significativa para el bienestar interior, asimismo un correcto flujo asegura una meditación bien hecha.

Cuando respiramos, al mismo tiempo de ingresar oxígeno añadimos la energía en la que estamos inmersos.
 Si realizamos la meditación y la respiración, durante diez o quince minutos al día, lograremos reducir nuestro estrés y  restituir el equilibrio interno y externo.

La respiración, cuando es utilizada correctamente, tiene el poder de ayudar a liberarse de todas las impresiones del pasado que se acumulan en el cuerpo sutil, o en el cuerpo etérico.


                             


APRENDER A RESPIRAR PARA MEDITAR
Dominar la práctica de respiración es elemental porque nos permite controlar la mente debido a que es más sencillo advertir cuando la mente se desconcentra porque percibimos el cambio en el ritmo respiratorio. Al efectuar una respiración correcta y equilibrada podemos lograr una relajación de manera más rápida y profunda.

La respiración puede ser rítmica: primero inhalas, luego mantienes el aire y finalmente exhalas, trata de mantener el mismo tiempo en cada actividad.

Unos minutos respirando de forma consciente bastan para restablecer el equilibrio emocional y la sensación de plenitud.

 Con tan solo respirar profunda, lenta y apaciblemente puedes bajar tus niveles de estrés o ansiedad, además la meditación nos permite desarrollar tranquilidad e introspección.

 La gran mayoría respiramos  con respiraciones cortas y superficiales, lo que nos proporciona la cantidad de oxigeno suficiente para seguir vivos, pero no nos proporciona la cantidad adecuada de oxigeno para nuestras células.



 LA RESPIRACION

Siempre respiramos por la nariz.

En primer lugar efectuaremos unas cuantas respiraciones profundas para relajarnos.

 Poco a poco deja que tu respiración se vaya volviendo tranquila y pausada.

Si prefieres, concéntrate en el movimiento hacia arriba y hacia abajo del abdomen mientras respiras.


Después de inhalar, realiza una pausa y exhala muy despacio por la nariz, el estómago se desinflará y la espalda se librará de las tensiones.

Una vez que la respiración se vuelve automática, los pensamientos indeseables empiezan a disiparse y se puede centralizar la atención en relajar cada zona del cuerpo.

Cuando no respiramos correctamente, el diafragma no se aplica correctamente y la inspiración se produce de manera superficial, esto acrecienta el estrés y con ello, la liberación de adrenalina, (una hormona vaso activa producida en situaciones de alerta por las glándulas suprarrenales que en grandes cantidades pueden ocasionar daño a nuestro organismo).

 El tomar conciencia del acto de respirar proporciona beneficios por medio de la tranquilidad y la introspección o la observación interior de los propios actos o estados de ánimo o de conciencia.


                                   
RESPIRACION ABDOMINAL

La inspiración y la espiración  se debería realizar a través de la nariz y con la boca cerrada
Nos concentramos en el abdomen y ahí observamos y sentimos la
respiración, podemos ayudarnos colocando nuestras manos sobre la zona abdominal para sentir como se infla esta zona en la inspiración y expiración.


 Inspirar : trataremos de inspirar lenta y profundamente hasta llenar por completo los pulmones y el abdomen. Esta secuencia podemos realizarla en un tiempo de 4 a 6 segundos.


 Mantener el aire en los pulmones : Se recomienda retener el aire de forma natural, si es posible 4 segundos, sin que suponga un esfuerzo.


 Espirar: Esta es la parte más importante del ciclo, de deberá de intentar soltar el aire de forma muy lenta, lo más lenta posible, sin que suponga un esfuerzo. Se recomienda un mínimo de 8 segundos o hasta que se hayan vaciado totalmente los pulmones y el abdomen.


 Tiempo de espera antes de volver a inspirar: Se recomienda 4 segundos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES