¿Qué Es El Ego?.

¿Que representa “El Loco” del Tarot?
“En el Tarot, la carta de El Loco representa al ser esencial. El Loco tiene un perrito, el ego, que lo sigue de cerca. Esto es bueno, si fuera al revés sería terrible: lo esencial debe dirigir al ego, uno debe dejar un poco de ser yo, pero no debe darle patadas ni echar fuera al perrito. Debe ayudarle”.
¿Por qué compara al ego con un perrito?
El ego es como tu perro. El perro tiene que seguir al amo y no el amo al perro. Hay que hacer que el perro te siga. No hay que matarlo, sino que domarlo.
En realidad eres el “doble” y no el original. La identidad que crees la tuya, tu ego, no es más que una copia pálida, una aproximación de tu ser esencial. El problema surge cuando te identificas demasiado con ese doble irrisorio.
Entonces, cuando uno se define, ¿está definiendo su ego?
Sé lo que hago, sé lo que siento… pero no podría decir lo que soy, porque a medida que profundizo en mi ser esencial, me encuentro con ese mundo tan infinito, tan sin límites que es uno, tan cambiante, que es imposible de definir.
Ha declarado en algunas entrevistas que si pensamos una cosa, queremos otra, deseamos otra diferente y hacemos lo contrario, es como si las cuatro patas de ese perro tiraran para diferentes direcciones y como consecuencia, el perro se diesen de panzas en el suelo y se quedase bloqueado. ¿Pude explicar esta metáfora?
No hay un ego, sino cuatro. Con cuatro energías y cuatro lenguajes diferentes: El ego intelectual, produce ideas, lo mental; el ego emocional, produce sentimientos, la vida emocional ignorada por los filósofos; el ego sexual-creativo que produce deseos, es la fuerza libidinal; y el ego material que es nuestro cuerpo con sus necesidades básicas y la vida material. Estos cuatro egos tiran por caminos diferentes provocando auténticas batallas interiores de confusión y desconcierto.
Si dice que hablan lenguas diferentes, ¿cómo es posible el entendimiento entre los cuatro egos?
La quinta esencia armoniza las finalidades de los cuatro egos, para sincronizándolas con la misma finalidad del Alma y desempeña la funciones de interprete, pues sin entendimiento no hay coordinación. Un cuento puede aclarar esta idea:
Un persa, un árabe, un turco y un griego, hambrientos, andaban errantes por el desierto. Soñador, el persa evoca el sabor de los “angûrs” y le entran ganas de comer en ese mismo momento unos cuantos. El árabe observa que sería mucho más agradable comer “inabs”. El turco le replica que unos “uzums” serían más indicados en su situación. El griego promete un placer aún mayor ponderando las virtudes de los “iztafils”.
Queriendo tener todos la última palabra, los cuatro hombre se ponen a pelearse.
Cuando están a punto de llegar a las manos, un sabio, acertando a pasar por su camino, comprende la razón de su disputa y les calma enseguida diciéndoles:
-¡Dejad ya de pelearos! Pues habláis de lo mismo. Lo que todos vosotros queréis no es sino comer uva. Ésta se llama “angûr” en persa, “inab” en árabe, “uzum” en turco y “iztafil” en griego.
¿Qué encontraremos en el ego material (también llamado corporal)?
En este centro está el agradecimiento, la felicidad de vivir, el sentido de la abundancia. Este ego no desea desaparecer, no quiere morir. Aquí buscamos convertirnos en campeones, como son los deportistas de élite o acumular enormes fortunas como en el caso de Bill Gates.
Si tuviéramos  que representar ese ego, ¿cómo lo podríamos dibujar?
Podríamos dibujar el ego material como un cuadrado. En el Tarot son los Oros y el arcano mayor que mejor lo representa es el número cuatro, El emperador. Allí están nuestras necesidades, también el cuerpo, el dinero (como energía más densa), la ropa, la comida, la casa (entendida como techo que nos cobija)…
¿Qué propiedades tiene el número cuatro?
El cuatro siempre confiere estabilidad y solidez, es en cierta medida el punto de anclaje con la tierra. No obstante, debemos recordar que el cuatro asegura la estabilidad material, pero no la espiritual.
¿Qué significado básico tiene el cuatro de oros en el tarot?
Con el cuatro de Oros tenemos una buena salud y el dinero suficiente, aunque debemos ser conscientes del carácter efímero de todos los bienes materiales. A ese nivel, el que no avanza y se niega a cambiar, retrocede. Si el cuatro no se pone en acción, se petrifica poco a poco. Hay que invertir y hacer que la riqueza participe en la corriente de la vida.
Esta carta evoca el hogar, la salud, un territorio, algo cuya buena marcha depende de que no se produzca un estancamiento en lo adquirido.
¿Por qué dice que este ego material no desea desaparecer, no quiere morir?
Una historia lo puede explicar muy bien. Se trataba de un gran místico de enorme prestigio que se encontraba rodeado por todos sus discípulos en ese difícil tránsito hacia la muerte. Entonces uno de ellos se acercó para preguntarle por sus últimas palabras
-El místico contestó: ¡No quiero morir! ¡No quiero morir! ¡No quiero morir!.
Alejandro Jodorowsky.
Plano Creativo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

COMO MANDAR MENSAJES TELEPATICOS

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL