Don Juan Matus, un nativo Yaki, decía: “Siempre llevarás contigo un espíritu, tu otro yo.”




El animal de poder es el alter ego del chamán, quien en la danza chamánica se hace uno con él, adquiriendo su poder, el que utiliza para realizar el viaje en busca de la sanación y/o información. En general, las personas tienen un “animal preferido”, el que admiran por alguna cualidad: su energía, fuerza, i
nteligencia, o habilidad, y es un indicio de que ése puede ser su animal de poder, al que habitualmente perdemos porque nuestra cultura tecnificada y urbana no los reconoce y ellos se alejan, al no ser llamados; es función del chamán recuperarlo y con él, las capacidades perdidas.
La falta de poder y de éxito en la vida es un claro síntoma de que no se cuenta con ese espíritu guardián, o que se ha perdido. Algunas culturas creen que mientras la persona duerme, su animal de poder viaja, o que la persona puede ser un “soñador” y viajar en sueños, junto con su animal; ahí nace la creencia de que no se debe despertar a nadie de forma brusca, pues podría perder su animal de poder; lo que tampoco es así, sólo se aleja cuando no es requerido, en cuyo caso se puede recurrir a un chamán o maestro espitritual para recuperarlo o recibir otro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

ORACION PARA ALEJAR BRUJOS Y HECHICEROS - 100 EFECTIVA!!

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL