La curación esotérica




Cuando usamos la energía de nuestras manos para sanarnos o sanar a otros, hay que saber el color del rayo del alma porque cuando las energías mental, emocional, etérica o física no están alineadas ni son unificadas por la energía del alma, entonces se produce la enfermedad porque toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma hay que libe
rar al alma de lo que le está causando enfermedad:

Deseos frustrados o excesivamente satisfechos, pensamientos, sentimientos y emociones negativas, malos hábitos sobre todo alimenticios, falta de actividades al aire libre o en la naturaleza, comunicación, mal carácter, irritabilidad, desarmonía en el entorno, placeres que crean dependencia, etc. porque entonces alguno de los siete centros se bloquea y no hay armonía entre nuestra persona y nuestra vida.

Permítele a tu alma fluir con una actividad posiviva, para que tu alma pueda
vitalizarte y eliminar las congestiones y obstrucciones que son fuente de
enfermedad. Hay una serie de energías y fuerzas que se enfrentan y luchan dentro
de la estructura humana.
Hasta que los médicos que no trabajen con el cuerpo etérico y estudien la ciencia de los centros no po­drán progresar mucho. El curador esotérico sabe mucho acerca de las fuerzas y energías internas y posee cierta comprensión de las causas básicas y síntomas de las enfermedades, pero tiene ignorancia acerca del mecanismo del hombre, su anatomía, no llegando a comprender que la enfermedad es a veces la aparición de ciertas condiciones subjetivas indeseables.

Cuando éstas se exteriori­zan y son traídas a la superficie del cuerpo humano, pueden entonces ser conocidas, tratadas y eliminadas. La enfermedad es producida por la sobre estimulación de alguna de las glándulas endocrinas, o por la aparición de ciertas carencias, infecciones ambientales o enfermedades sociales por decirlo de alguna manera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES