SAMADHI


Diksha Yoga
 
 El término proviene del sánscrito sam o samyak: ‘completo’ y ādhi: ‘absorción’.

De acuerdo al grado y manera en que el que medita experimenta la superación de las barreras materiales, las fuentes suelen distinguir tres grados de samādhi:


1. janija, en el que la fijación es pasajera y limitada;
2. upachara, en el que la totalidad de los sentidos se absorben transitoriamente en el objeto; y
3. appana, en la que la distinción entre sujeto y objeto se elimina por completo. El resultado de esta última es el samapātti, la percepción de lo absoluto a través del control completo de la conciencia.

.Existen dos clases de samādhi. El primero, savikalpa samādhi, es un trance o visión o experiencia aún involuntaria, que viene inesperadamente y se va también inesperadamente, pues no se tiene todavía el control, como le pasaba a Teresa de Ávila con sus trances, que venían y se iban independientemente de su voluntad, y aunque naturalmente ella querría tener el control, no sabía cómo hacerlo, la experiencia parecía tener voluntad propia. Esto es lo que les sucede también a los yoguis durante la primera etapa de savikalpa samādhi. Tras muchos años más o algunas vidas más de práctica de meditación, según el nivel del yogui, se alcanzaría el superior y definitivo nirvikalpa samādhi.
.En el nirvikalpa samādhi, los yoguis muy avanzados adquirirían el control voluntario del estado de superconciencia, pudiendo entrar y salir del mismo a voluntad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES