Vigilia del Plenilunio



En el Tomo I del libro "El Discipulado en la Nueva Era", de Alice A. Bailey, pág. 43, el Maestro Tibetano Djwhal Khul se expresa en los siguientes términos:

"Debido a la presión del tiempo y al servicio urgente, soy uno de los varios instructores que se comprometieron a mantener, durante los próximos años, doce horas disponibles antes del plenilunio de cada mes para establecer contacto con sus discípulos, de modo que en cualquier momento durante esas doce horas, puedan los servidores del mundo y los discípulos intentar llegar hasta nosotros. Esto facilitará en cierta forma su trabajo, porque no necesitan tener en cuenta la hora exacta de la Luna llena, salvo que fuera fácilmente posible."

Ritual de las Reuniones de Plenilunio:

El ritual o el como se organiza una Reunión de Plenilunio es muy sencillo, porque la parte esencial o más importante es interna, durante la meditación grupal propiamente dicha.

En general casi todos los grupos trabajan de la siguiente manera: la gente llega y se sienta en las sillas dispuestas en un círculo perfecto, si fueran muchos los asistentes disponer las sillas en dos o tres círculos concéntricos.

En una primera parte alguien del grupo organizador habla unas pocas palabras acerca del propósito de la reunión: invocación a través de la meditación grupal, de las energías de Luz, Amor y Voluntad-al-bien en sintonía con las meditaciones de la Gran Fraternidad Blanca del Planeta Tierra; actitud interna de servicio desinteresado en beneficio de la Humanidad y de los tres reinos inferiores de la naturaleza; importancia de realizar la meditación completamente en el plano mental.

Posteriormente otro miembro del grupo realiza una lectura espiritual que puede ser el texto que se difunde por mail y se coloca en este Web Site, extractado del folleto "Doce Festivales de Plenilunio" o cualquier otra lectura elevada que el grupo decida elegir en resonancia con el plenilunio en curso. Esta lectura tiene por objeto colocar a todos los asistentes en armonía y en el plano mental.

Finalmente, alguien del grupo, con cierta experiencia en meditación, dirige la misma siguiendo el delineamiento de meditación "Dejar penetrar la Luz". Va leyendo cada etapa e internamente todo el grupo visualiza y asume actitudes de elevación, recordando siempre que la energía sigue al pensamiento. Hay partes en el delineamiento que requiere que todo el grupo diga en conjunto algunos mantrams, en caso de que todos los asistentes no los conozcan, es frecuente que quien dirige diga una frase del mantram y los demás repitan al unísono, así hasta terminar con el mismo. Por lo general todos conocen los mantrams finales que son La Gran Invocación y la Palabra Sagrada OM.

La posición física más apropiada durante la meditación es sentados en una silla con la columna erecta, piernas separadas, manos sobre las rodillas, completo relax. De esta manera la energía circula por todo el grupo. Otras posiciones como la de loto, aunque muy "orientales", son propias para la meditación individual y no para occidentales. Recordar que lo más esencial es el trabajo interno que se produce siguiendo el delineamiento: 1) invocación, 2) evocación (recepción) y 3) distribución de las energías de Luz, Amor y Voluntad al Bien.

Intentar muchas modificaciones a este ritual sencillo, una práctica de muchos años, nos ha demostrado que tiende a desnaturalizar el trabajo durante los plenilunios, tal como fue indicado por la Jerarquía Espiritual Planetaria.

Luego de la meditación es conveniente retirarse en silencio sin exagerar, la conversación expansiva entre los asistentes solo tiende a desperdiciar la distribución de las energías recibidas, que continuarán distribuyéndose varias horas después de la meditación grupal.

Grupos de meditadores involucrados en estas meditaciones planetarias





Delineamiento de la Meditación: Dejar Penetrar la Luz


1. Fusión Grupal

Fortalezcamos la realidad de la fusión e integración grupal dentro del centro cardíaco del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo que está mediando entre la Jerarquía y la Humanidad:

Soy uno con mis hermanos de grupo, todo lo que poseo es de ellos.
Que el amor de mi alma afluya hacia ellos.
Que la fortaleza que hay en mí, los eleve y ayude.
Que los pensamientos creados por mi alma lleguen a ellos y los alienten.

2. Alineamiento

Proyectemos una línea de energía iluminada hacia la Jerarquía espiritual del planeta, el Corazón planetario, el Gran Ashrama de Sanat Kumara, y hacia el Cristo en el Corazón de la Jerarquía.

Extendamos esa línea de luz hacia Shamballa, el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida.

Permanezcamos como grupo dentro de la periferia del Gran Ashrama, la Jerarquía, abiertos a las energías extraplanetarias que ahora están disponibles.

3. Intervalo superior

Enfoquémonos con la luz de la Jerarquía, el Centro Cardíaco planetario y mantengamos la mente abierta a la Luz y el Amor, buscando exteriorizarlos en la Tierra.

4. Meditación

Reflexionemos sobre el pensamiento simiente:

"Que la voluntad de amar encienda el mundo entero con el espíritu de relación."


5. Precipitación

Empleando la imaginación creadora, visualicemos las energías de la Luz, el Amor y la Voluntad al Bien, afluyendo a todo el planeta y arraigándose en la Tierra en los centros físicos ya preparados, a través de los cuales puede manifestarse el Plan. (Utilicemos para ello la séxtuple progresión del Amor divino como secuencia de la precipitación de energía: Shamballa, la Jerarquía, el Cristo, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo y los centros físicos de distribución).

6. Intervalo inferior

Enfoquemos nuevamente la conciencia, como grupo, dentro de la periferia del Gran Ashrama y pronunciemos juntos la afirmación siguiente:

En el centro de total Amor yo permanezco.
Desde ese centro, yo el alma, me exteriorizaré.
Desde ese centro, yo el que sirve, trabajaré.
Que el Amor del Yo divino se difunda en mi corazón
a través de mi grupo y por todo el mundo.

Luego, de acuerdo a nuestra comprensión y responsabilidad aceptada, visualicemos el trabajo inmediato que debe realizarse para la preparación de la Reaparición de Cristo y el establecimiento del Plan en la Tierra.

7. Distribución

A medida que pronunciemos La Gran Invocación, visualicemos la afluencia de la Luz, el Amor y el Poder desde la Jerarquía espiritual a través de las cinco entradas planetarias (Nueva York, Londres, Ginebra, Darjeeling y Tokio), irradiándose sobre la conciencia humana:

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes humanas;
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones humanos;
Que Aquél que viene retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades humanas,
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza humana,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

OM OM OM

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

ORACION PARA ALEJAR BRUJOS Y HECHICEROS - 100 EFECTIVA!!

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL