ATAQUE AL CORAZÓN E INFARTO


ATAQUE AL CORAZÓN E INFARTO. PRIMERO, TRANQUILO. VAMOS A LEER Y APRENDER BIEN POR QUÉ SUCEDE. QUE HACER SI ESTAMOS SOLOS, CÓMO GANAR TIEMPO. CÓMO ACTUAR SI ESTAMOS EN PRESENCIA DE UN PARO CARDIORESPIRATORIO, TANTO EN ADULTOS, NIÑOS COMO EN UN BEBE. POST-INFARTO, EL YOGA, LA REFLEXOLOGÍA Y CÓMO ALIMENTARSE.

Ataque cardíaco

Se presenta cuando se bloquea el flujo sanguíneo a una parte del corazón p
or un tiempo suficiente para que esa parte del miocardio sufra daño o muera. El término médico para esto es infarto de miocardio.

Causas

La mayoría de los ataques cardíacos son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, las cuales llevan sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren.

Una sustancia dura llamada placa, que se compone de colesterol y otras células, se puede acumular en las paredes de las arterias coronarias.

Un ataque cardíaco puede ocurrir cuando:

• Las plaquetas sanguíneas se pegan a rupturas en la placa y forman un coágulo de sangre que bloquea el flujo sanguíneo al corazón. Ésta es la causa más común de ataques cardíacos.
• Una acumulación lenta de esta placa puede casi bloquear una de las arterias coronarias.

La causa de los ataques cardíacos no siempre se conoce. Éstos pueden ocurrir:

• Cuando está descansando o dormido.
• Después de un aumento súbito en la actividad física.
• Cuando está activo afuera con clima frío.
• Después del estrés emocional o físico súbito e intenso, como una enfermedad.

Muchos factores de riesgo pueden llevar a un ataque cardíaco.

Síntomas

Un ataque cardíaco es una urgencia médica. Si usted tiene síntomas de un ataque cardíaco, llame de inmediato al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos).

• NO intente conducir usted mismo hasta el hospital.
• NO SE DEMORE. Usted tiene el risgo de muerte súbita más alto en las primeras horas de un ataque cardíaco.

El dolor torácico es el síntoma más común de ataque cardíaco. Usted puede sentir dolor sólo en una parte del cuerpo o puede irradiarse desde el pecho a los brazos, el hombro, el cuello, los dientes, la mandíbula, el área abdominal o la espalda.

El dolor puede ser intenso o leve y se puede sentir como:

• Una banda apretada alrededor del pecho
• Indigestión intensa
• Algo pesado apoyado sobre el pecho
• Presión aplastante o fuerte

El dolor generalmente dura más de 20 minutos. Es posible que el reposo y un medicamento llamado nitroglicerina no alivien completamente el dolor de un ataque cardíaco. Los síntomas también pueden desaparecer y regresar.

Otros síntomas de ataque cardíaco pueden ser:

• Ansiedad
• Tos
• Desmayos
• Mareo, vértigo
• Náuseas o vómitos
• Palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido o de manera irregular)
• Dificultad para respirar
• Sudoración que puede ser muy copiosa

Algunas personas (los ancianos, las personas con diabetes y las mujeres) pueden experimentar poco o ningún dolor torácico. También, pueden experimentar síntomas inusuales (dificultad para respirar, fatiga, debilidad). Un "ataque cardíaco silencioso" es aquel que no presenta síntomas.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería llevará a cabo un examen físico y auscultará el corazón con un estetoscopio.

• El médico puede escuchar ruidos anormales en los pulmones (llamados crepitaciones), un soplo cardíaco u otros ruidos anormales.
• Usted puede presentar pulso irregular o acelerado.
• Su presión arterial puede ser normal, alta o baja.

Le tomarán un electrocardiograma para buscar daño al corazón. Un examen de troponina en la sangre puede mostrar si usted tiene daño al tejido del corazón y es un examen que puede confirmar que usted está experimentando un ataque cardíaco.

Se puede hacer una angiografía coronaria enseguida o cuando esté más estable.

• Este examen utiliza un tinte especial y radiografías para ver la forma en que la sangre está fluyendo a través del corazón.
• Lo puede ayudar al médico a decidir cuáles son los siguientes tratamientos que usted necesita.

Otros exámenes para observar el corazón que se pueden hacer mientras usted está en el hospital:

• Ecocardiografía
• Prueba de esfuerzo con ejercicio
• Prueba de esfuerzo nuclear

Tratamiento

En la sala de emergencias:

• Estará conectado a un monitor cardíaco de manera que el equipo médico pueda observar cómo está latiendo su corazón.
• Recibirá oxígeno para que su corazón no tenga que trabajar tanto.
• Tendrá colocada una vía intravenosa (IV) en una de sus venas, a través de la cual pasan los medicamentos y líquidos.
• Puede recibir nitroglicerina y morfina para ayudar a reducir el dolor torácico.
• Puede recibir ácido acetilsalicílico (aspirin), a menos que no fuera seguro en su caso. En ese caso, se le dará otro medicamento que prevenga los coágulos de sangre.
• Los ritmos cardíacos anormales (arritmias) se pueden tratar con medicamentos o electrochoques.

TRATAMIENTOS DE EMERGENCIA

La angioplastia es un procedimiento para abrir vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que le suministran sangre al corazón.

• La angioplastia a menudo es la primera opción de tratamiento y se debe llevar a cabo dentro de los 90 minutos después de llegar al hospital y antes de 12 horas después de un ataque cardíaco.
• Un stent es un pequeño tubo de malla metálica que se abre (expande) dentro de una arteria coronaria. Un stent se coloca con frecuencia después de una angioplastia y evita que la arteria se cierre de nuevo.

A usted le pueden dar fármacos para romper el coágulo. Es mejor si estos fármacos se administran dentro de las tres horas siguientes al inicio del dolor torácico. Esto se denomina terapia trombolítica.

Algunos pacientes también pueden someterse a una cirugía de revascularización coronaria para abrir los vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que le suministran sangre al corazón. Este procedimiento también se denomina cirugía a corazón abierto.

DESPUÉS DE UN ATAQUE CARDÍACO

Después de varios días, le darán de alta en el hospital.
Es probable que necesite tomar medicamentos, posiblemente por el resto de su vida. Siempre hable con su médico antes de suspender o cambiar la forma de tomar cualquier medicamento.

Mientras esté bajo el cuidado de su equipo médico, usted aprenderá:

• Cómo tomarse los medicamentos para tratar el problema del corazón y prevenir más ataques cardíacos.
• Cómo llevar una dieta cardiosaludable.
• Cómo estar activo y hacer ejercicio de manera segura.
• Qué hacer cuando tenga dolor torácico.
• Cómo dejar de fumar.

Después de un ataque cardíaco, usted puede sentirse triste. Puede sentirse ansioso y preocupado respecto al cuidado que debe tener en todo lo que hace. Todos estos sentimientos son normales y desaparecen en la mayoría de las personas después de dos o tres semanas. También puede sentirse cansado cuando salga del hospital para la casa.
La mayoría de las personas que han tenido un ataque cardíaco toman parte en un programa de rehabilitación cardíaca.

Factores de riesgo de cardiopatía

Un factor de riesgo es algo acerca de usted que aumenta su probabilidad de contraer una enfermedad o tener una cierta afección. Algunos factores de riesgo para cardiopatía no se pueden cambiar, pero otros sí. Cambiar los factores de riesgo sobre los que usted tiene control le ayudará a tener una vida más larga y más saludable

Factores de riesgo que no se pueden cambiar

Algunas de las cosas acerca de usted que incrementan su riesgo de contraer cardiopatía y que NO puede cambiar son:

• Su edad. El riesgo de cardiopatía aumenta con la edad.
• Su sexo. Los hombres tienen un riesgo más alto de padecer cardiopatía que las mujeres que todavía están menstruando. Después de la menopausia, el riesgo en las mujeres se acerca al de los hombres.
• Sus genes o raza. Si sus padres padecieron cardiopatía, usted tiene un riesgo más alto. Los afroamericanos, americanos mexicanos, aborígenes estadounidenses, hawaianos y algunos asiáticos americanos también tienen un riesgo más alto de problemas del corazón.

Factores de riesgo que usted puede cambiar

Algunos de los riesgos para cardiopatía que usted PUEDE cambiar son:

• No fumar. Si efectivamente fuma, deje de hacerlo.
• Controlar el colesterol a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario. Ver también: Tratamiento farmacológico para el colesterol
• Controlar la hipertensión arterial a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario. Ver también: Controlar su presión arterial
• Controlar la diabetes a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario.
• Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día.
• Mantener un peso saludable comiendo alimentos sanos, comiendo menos y vinculándose a un programa de pérdida de peso, si necesita bajar de peso
• Aprender formas saludables de hacer frente al estrés a través de clases o programas especiales o recursos como meditación o yoga
• Limitar la cantidad de alcohol que toma a 1 trago al día para las mujeres y 2 para los hombres

La buena nutrición es importante para su salud cardíaca y le ayudará a controlar algunos de los factores de riesgo.

• Escoja una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros.
• Escoja proteínas magras, tales como pollo, pescado, frijoles y legumbres.
• Escoja productos lácteos bajos en grasa, tales como leche al 1% y otros artículos bajos en grasa.
• Evite el sodio (sal) y las grasas que se encuentran en alimentos fritos, alimentos procesados y productos horneados.
• Coma menos productos animales que contengan queso, crema o huevos.
• Lea las etiquetas y aléjese de la "grasa saturada" y cualquier cosa que contenga grasas "parcialmente hidrogenadas" o "hidrogenadas". Estos productos generalmente están cargados de grasas poco saludables.

SI ESTAS SOLO ¿QUÉ HACER ANTE UN INFARTO?

Muy interesante, lo descubrimos en el blog de Adela Carrasco

ARTICULO PUBLICADO EN EL Nº 240 DEL "JOURNAL OF GENERAL HOSPITAL ROCHESTER"
"Si alguna vez sientes un dolor profundo en el brazo izquierdo que sube hasta la mandíbula y te encuentras solo, puedes retrasar algunos minutos el infarto si haces lo siguiente:

• Respira profundamente
• Tose enérgicamente como si tuvieras alguna flema.
• Alterna respiración profunda con tos enérgica.

Las respiraciones profundas llevan oxígeno a los pulmones y los movimientos al toser comprimen el corazón y mantienen la sangre circulando.

La presión sobre el corazón también le ayuda a recuperar su ritmo normal…
Con estas acciones es posible que haya tiempo suficiente para pedir ayuda o llegar a un hospital si estas conduciendo.

¿QUÉ HACER SI ALGUIEN SUFRE UN INFARTO?

RCP en adultos

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de salvamento que se lleva a cabo cuando la respiración o los latidos cardíacos de alguien han cesado, como en los casos de descarga eléctrica, ahogamiento o un ataque cardíaco. La RCP es una combinación de:
• Respiración boca a boca, la cual provee oxígeno a los pulmones de una persona.
• Compresiones cardíacas, las cuales mantienen la sangre de la persona circulando.
Se puede presentar daño cerebral o la muerte en unos pocos minutos si el flujo de sangre en una persona se detiene. Por lo tanto, se debe continuar con estos procedimientos hasta que los latidos y la respiración de la persona retornen o llegue ayuda médica entrenada.

Consideraciones

La RCP puede salvar vidas, pero las personas que mejor la realizan son aquellas que han recibido entrenamiento para tal fin en un curso acreditado. Los procedimientos descritos aquí no sustituyen el entrenamiento en RCP. Las técnicas más nuevas hacen énfasis en la compresión más que en la respiración boca a boca y las vías respiratorias, lo que revoca las prácticas antiguas. (Ver: www.americanheart.org para averiguar por clases cerca de donde usted vive).
El tiempo es muy importante cuando una persona inconsciente no está respirando. La lesión cerebral permanente comienza después de tan solo 4 minutos sin oxígeno y la muerte puede ocurrir de 4 a 6 minutos más tarde.
Cuando alguien inicia RCP antes de que llegue la ayuda de emergencia, el paciente tiene una posibilidad mucho mayor de sobrevivir. No obstante, cuando el personal de emergencia arriba a un caso de paro cardíaco, generalmente encuentra que nadie está realizando RCP.
Las máquinas llamadas desfibriladores externos automáticos (AED, por sus siglas en inglés) se pueden encontrar en muchos lugares públicos y están disponibles para uso casero. Estas máquinas tienen almohadillas o paletas para colocarlas sobre el pecho durante una emergencia potencialmente mortal. Dichas máquinas revisan automáticamente el ritmo cardíaco y dan un choque súbito si, y sólo si, éste se necesita para hacer que el corazón recobre su ritmo correcto. Al usar un AED, siga las instrucciones al pie de la letra.

Primeros auxilios

Los siguientes pasos se basan en las instrucciones de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón):

1. Verifique si hay respuesta de la persona. Sacúdala o déle palmadas suavemente. Observe si se mueve o hace algún ruido. Pregúntele en voz alta "¿Te sientes bien?".
2. Llame al número local de emergencias si no hay respuesta. Pida ayuda y envíe a alguien a llamar al número local de emergencias. Si usted está solo, llame al número local de emergencias y traiga un desfibrilador externo automático o AED (si hay disponibilidad de esta máquina), incluso si tiene que dejar a la persona.
3. Coloque a la persona cuidadosamente boca arriba. Si existe la posibilidad de que la persona tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverla para evitar torcerle la cabeza y el cuello.
4. Realice compresiones cardíacas o pectorales:
• Coloque la base de una mano en el esternón, justo entre los pezones
• Coloque la base de la otra mano sobre la primera mano
• Ubique el cuerpo directamente sobre las manos
• Aplique 30 compresiones, las cuales deben ser RÁPIDAS y fuertes. Presione alrededor de dos pulgadas dentro del pecho y cada vez permita que éste se levante por completo. Cuente las 30 compresiones rápidamente: "1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya".
5. Abra la vía respiratoria. Levántele la barbilla con dos dedos. Al mismo tiempo, inclínele la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.
6. Observe, escuche y sienta si hay respiración. Ponga el oído cerca de la nariz y boca de la persona. Observe si hay movimiento del pecho y sienta con la mejilla si hay respiración.
7. Si la persona no está respirando o tiene dificultad para respirar:
• Cubra firmemente con su boca la boca de la persona afectada.
• Ciérrele la nariz apretando con los dedos.
• Mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada.
• Dé 2 insuflaciones boca a boca. Cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante.
8. Continúe la RCP (30 compresiones cardíacas, seguidas de dos insuflaciones y luego repetir) hasta que la persona se recupere o llegue ayuda. Si hay disponibilidad de un AED para adultos, utilícelo lo más pronto posible.
Si la persona comienza a respirar de nuevo, colóquela en posición de recuperación, y verifique periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.

No se debe
• Si la persona tiene respiración normal, tos o movimiento, NO inicie las compresiones cardíacas, porque al hacerlo el corazón puede dejar de latir.
• A menos que usted sea un profesional de la salud, NO verifique si hay pulso. Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacer esto

RCP en niños de 1 a 8 años

Los siguientes pasos se basan en las instrucciones de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón):

1. Verifique si hay lucidez mental. Sacuda o palmotee al niño suavemente. Observe si se mueve o hace algún ruido. Pregúntele en voz alta "¿Estás bien?"
2. Si no hay respuesta, pida ayuda. Pídale a alguien que llame al número local de emergencias y consiga un desfibrilador externo automático o AED (si hay disponibilidad de esta máquina). No deje al niño solo hasta que le haya practicado RCP aproximadamente por dos minutos.
3. Coloque al niño cuidadosamente boca arriba. Si existe la posibilidad de que el niño tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverlo para evitar torcerle la cabeza y el cuello.
4. Abra la vía respiratoria. Levante la barbilla con una mano. Al mismo tiempo, incline la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.
5. Observe, escuche y sienta si hay respiración. Ponga el oído cerca de la nariz y boca del niño. Observe si hay movimiento del pecho y sienta con la mejilla si hay respiración.
6. Si el niño no está respirando:
• Cubra firmemente con la boca la boca del niño.
• Cierre la nariz apretando con los dedos.
• Mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada.
• Dé 2 insuflaciones boca a boca. Cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante.
7. Realice compresiones cardíacas:
• Coloque la base de una mano en el esternón, justo debajo de los pezones. Asegúrese de que la mano no esté en el extremo del esternón.
• Mantenga la otra mano en la frente del niño, sosteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.
• Aplique presión hacia abajo en el pecho del niño de tal manera que se comprima entre 1/3 y 1/2 de su profundidad.
• Aplique 30 compresiones, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben efectuarse de manera RÁPIDA y fuerte sin pausa. Cuente las 30 compresiones rápidamente: "1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya".
8. Dé 2 insuflaciones más. El pecho debe elevarse.
9. Continúe la RCP (30 compresiones cardíacas, seguidas de dos insuflaciones y luego repetir) durante aproximadamente dos minutos.
10. Después de aproximadamente 2 minutos de RCP, si el niño aún no presenta respiración normal, tos o algún movimiento, déjelo solo si no hay alguien más y vaya a llamar al número local de emergencias (como el 911). Si hay disponibilidad de un AED para niños, utilícelo en ese momento.
11. Repita la respiración boca a boca y las compresiones cardíacas hasta que el niño se recupere o llegue la ayuda.
Si el niño comienza a respirar de nuevo por sí mismo, colóquelo en posición de recuperación, y verifique periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.

No se debe

• Si piensa que el niño tiene una lesión de columna, empuje la mandíbula hacia adelante sin mover la cabeza y el cuello. No permita que la boca se cierre.
• Si el niño tiene signos de respiración normal, tos o movimiento, NO iniciar las compresiones cardíacas, porque al hacerlo se puede causar un paro cardíaco.
• A menos que se sea un profesional de la salud, NO debe verificar si hay pulso. Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacer esto.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

• Si tiene ayuda, solicítele a una persona que llame al número local de emergencias mientras otra persona comienza a administrar RCP.
• Si está solo, grite fuertemente pidiendo auxilio y luego inicie la RCP. Después de aproximadamente dos minutos de practicar RCP, si no ha llegado ayuda, llame al número local de emergencias. Usted puede llevar al niño consigo hasta el teléfono más cercano, a menos que sospeche lesión en la columna.

Prevención

La mayoría de los niños necesitan RCP debido a un accidente que se puede prevenir. Los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir algunos accidentes en niños:
• Enséñele a sus hijos los principios básicos de seguridad familiar.
• Enséñele a su hijo a nadar.
• Enséñele a su hijo a estar atento con los automóviles y a montar bicicleta en forma segura.
• Asegúrese de seguir las pautas para utilizar sillas de automóvil para niños.
• Enséñele a su hijo medidas de seguridad con respecto a las armas de fuego.
• Enséñele a su hijo el significado de "no tocar".
Nunca subestime lo que puede hacer un niño. Suponga que el niño puede desplazarse y coger cosas más de lo que usted piensa. Prevea lo que le puede suceder al niño y esté listo, ya que es de esperar que los niños trepen y se contorsionen. Utilice siempre cinturones de seguridad en las sillas altas y carritos.
Seleccione juguetes que sean apropiados para la edad del niño y no les dé juguetes que sean pesados o frágiles. Inspeccione los juguetes para ver si tienen piezas sueltas o pequeñas, bordes filosos, puntas, pilas sueltas u otros peligros. Mantenga las soluciones de limpieza y químicos tóxicos almacenados con seguridad en gabinetes a prueba de niños.
Cree un ambiente seguro y supervise a los niños cuidadosamente, en particular alrededor del agua y cerca de los muebles. Los enchufes eléctricos, las hornillas de estufas y los gabinetes de medicamentos pueden ser peligrosos para los niños pequeños.

RCP en bebés

Los siguientes pasos para la RCP se basan en las instrucciones de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón):

1. Verifique si hay lucidez mental. Sacúdalo o palmotéelo suavemente. Observe si se mueve o hace algún ruido. Pregúntele en voz alta "¿Estás bien?"
2. Si no hay respuesta, pida ayuda. Pídale a alguien que llame al número local de emergencias. No dejar al niño solo para ir personalmente a llamar al número local de emergencias hasta que se le haya practicado RCP aproximadamente por dos minutos.
3. Coloque al bebé cuidadosamente boca arriba. Si existe la posibilidad de que el bebé tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverlo para evitar torcerle la cabeza y el cuello.
4. Abra la vía respiratoria. Levante la barbilla con una mano. Al mismo tiempo, incline la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.
5. Observe, escuche y sienta si hay respiración. Ponga el oído cerca de la nariz y boca del bebé. Observe si hay movimiento del pecho y sienta con la mejilla si hay respiración.
6. Si el bebé no está respirando:
• Cubra firmemente con la boca la boca del bebé.
• O cubra sólo la nariz y mantenga la boca cerrada.
• Mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada.
• Dé 2 insuflaciones boca a boca. Cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hace que el pecho se levante.
7. Realice compresiones cardíacas:
• Coloque dos dedos en el esternón, justo debajo de los pezones, y asegúrese de no presionar en el extremo del esternón.
• Mantenga la otra mano en la frente del bebé, sosteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.
• Aplique presión hacia abajo en el pecho del bebé, de tal manera que se comprima entre 1/3 y 1/2 de su profundidad.
• Aplique 30 compresiones, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben efectuarse de manera RÁPIDA y fuerte sin pausa. Cuente las 30 compresiones rápidamente: "1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya".
8. Dé 2 insuflaciones más. El pecho debe elevarse.
9. Continúe la RCP (30 compresiones cardíacas, seguidas de dos insuflaciones y luego repetir) durante aproximadamente dos minutos.
10. Después de aproximadamente 2 minutos de RCP, si el bebé aún no presenta respiración normal, tos o algún movimiento, déjelo solo si no hay alguien más y vaya a llamar al número local de emergencias.
11. Repita las respiraciones boca a boca y las compresiones cardíacas hasta que el bebé se recupere o llegue la ayuda.
Siga verificando la respiración hasta que llegue la ayuda.

No se debe

• Levantar el mentón del bebé mientras se inclina la cabeza hacia atrás para apartar la lengua de la tráquea. Si sospecha que existe una lesión de columna, empuje la mandíbula hacia adelante sin mover la cabeza y el cuello. No permita que la boca se cierre.
• Si el bebé tiene respiración normal, tos o movimiento, NO inicie las compresiones cardíacas, porque al hacerlo se puede causar un paro cardíaco.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

• Si tiene ayuda, solicítele a una persona que llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) mientras otra persona comienza a administrar RCP.
• Si está solo, grite fuerte pidiendo auxilio y luego inicie la RCP. Después de aproximadamente dos minutos de practicar RCP, si no ha llegado ayuda, llame al número local de emergencias (como el 911). Usted puede llevar al bebé consigo hasta el teléfono más cercano, a menos que sospeche lesión en la columna.

Prevención

La mayoría de los niños necesitan RCP debido a un accidente que se puede prevenir. Los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir algunos accidentes en niños:
• Nunca subestime lo que puede hacer un niño. Suponga que el bebé puede moverse más de lo que usted piensa.
• Nunca deje a un bebé solo sobre una cama, una mesa o cualquier superficie de la que se pudiera rodar.
• Utilice siempre cinturones de seguridad en las sillas altas y carritos, y nunca deje al bebé en un corralito de malla con una baranda baja. Siga las instrucciones para el uso de asientos para bebés en los automóviles.
• Enséñele al niño el significado de "No tocar". La primera lección de seguridad es "¡No!".
• Seleccione juguetes que sean apropiados para la edad del niño y no le dé a los bebés juguetes que sean pesados o frágiles. Inspeccione los juguetes para ver si tienen piezas sueltas o pequeñas, bordes filosos, puntas, pilas sueltas u otros peligros.
• Cree un ambiente seguro y supervise a los niños cuidadosamente, en particular alrededor del agua y cerca de los muebles.
• Mantenga las soluciones de limpieza y químicos tóxicos almacenados con seguridad en gabinetes a prueba de niños.
• Para reducir los riesgos de accidentes por asfixia, asegúrese de que los niños no puedan alcanzar botones, pilas de reloj, palomitas de maíz, monedas, uvas o nueces.
• Siéntese con el bebé cuando esté comiendo y no permita que gatee mientras come o toma el biberón.
• Nunca ate chupetes, joyas, cadenas, brazaletes ni ningún otro objeto alrededor del cuello o las muñecas del bebé.

CÓMO SIGUE LA VIDA DESPUÉS DE UN INFARTO

El corazón es un órgano hueco cuya función es hacer circular (bombear) la sangre que llega desde todo el organismo, primero hacia los pulmones (donde se carga de oxígeno), y luego hacia todos los tejidos, para nutrirlos y limpiarlos de los productos dañinos propios de los procesos metabólicos.

Las paredes de esta “bomba” están conformadas por el músculo cardíaco, similar (aunque no igual) a los músculos más conocidos como los bíceps (brazos), los cuádriceps (muslos), etcétera. Al relajarse (diástole) recibe la sangre en su cavidad, y al contraerse (sístole) la expulsa hacia el organismo.
Como todo músculo, requiere de circulación sanguínea dada a través de conductos llamados arterias coronarias. Cuando alguna de estas arterias se ocluye (se tapa), deja sin oxigenar a una porción de tejido cardíaco y se produce el proceso denominado infarto (muerte celular) llevando a la sustitución por tejido cicatrizal (fibrosis).

Esto, le resta capacidad de contracción al músculo cardíaco, el que pierde elasticidad y en consecuencia, disminuye su función de bomba, en mayor o menor medida de acuerdo con el tamaño del infarto (masa de tejido comprometida) y su localización (anterior, inferior, lateral). El músculo sano remanente deberá suplir esta falencia, y el tejido cicatrizal deberá consolidarse para sustentarlo.
La rehabilitación en este caso, es definida como: el conjunto de métodos que tienen por objeto devolver a los pacientes el máximo de sus posibilidades físicas y psíquicas, permitiéndole recuperar la vida normal social, familiar y profesional.(Organización Mundial de la Salud)
La rehabilitación se da en forma progresiva y tiene como pilar fundamental la prevención secundaria, que es aquella que se desarrolla luego de acontecido un evento de enfermedad cardíaca. Se trata de disminuir la angustia ante lo desconocido, tomar parte activa en sus cuidados, e integrar a la familia en el cambio de estilo de vida que deberá realizar el paciente.

Consiste en: abandonar el hábito de fumar y el sedentarismo, controlar el exceso de peso, el nivel de colesterol sanguíneo, verificar y reducir la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre y disminuir los niveles de estrés
NO FUMAR:Si usted es fumador, abandonar el tabaquismo es el elemento más importante para lograr una recuperación total y duradera. Su meta es PARA SIEMPRE.

Yoga: cuerpo, mente y corazón
Maria Elvira Gonzalez.
Psicóloga-Instructora de Yoga

Al hablar de Yoga, tendemos a pensar que es una práctica física o religiosa.
El Yoga es un método de relajación que hoy en día se ha vuelto necesaria para aprender a relajarnos e inclusive,importante para los niños. Es muy fácil ir al mercado, comprar lo que necesitamos, hacer vueltas, y otras cosas
más durante el día, pero no es fácil quedarnos quietos por solo unos segundos. Necesitamos movernos. Y es así, que esta disciplina milenaria nos enseña que al entrar en contacto con ese silencio interior a traves de la meditación o de las posturas de yoga logramos sentir que la quietud la debemos buscar para aprender a calmarnos.

Al hacer Yoga, los niveles de adrenalina y estrés bajan, y por lo tanto, el corazón trabaja menos, dejamos que el oxígeno se encarge de depurar esas toxinas de la sangre y que podamos llevar más sangre oxigenada hacia todo el organismo.

Sentimos que hay mejor funcionamiento en nuestro cuerpo, hay reducción de la
presión sanguínea, mejoría en la elasticidad de las arterias, el ritmo cardíaco se
regula y se aumenta la capacidad del manejo de la sangre al corazón. Al practicar Yoga regularmente, ayudamos a prevenir las enfermedades coronarias estando más conscientes en no dejarnos permear tan fácilmente por el estrés. Entre las técnicas más adecuadas que encontramos para el corazón, están los pranayamas o ejercicios de respiración que promueven una mejor circulación sanguínea y descanso del músculo cardíaco como son Nadi Sodhana y Kapalabhati y las Asanas( posturas de Yoga) como: Salutaciones al Sol, Guerreros, montaña, posturas donde se logra una amplia apertura del pecho, lo cual ayuda a expandir el área del corazón, contribuyendo a un mejor funcionamiento del sistema circulatorio en general. Los ejercicios de inclinación y alargamiento de la columna ayudan a eliminar los bloqueos físicos en el corazón y pecho. Y por último, con la meditación, aprendemos a que la mente se apacigue y se centre en dirigir su atención hacia pensamientos positivos ya que de esto depende nuestra salud.

REFLEXOLOGÍA, HIPERTENSIÓN Y COLESTEROLEMIA

Bien, tanto en la prevención como en la recuperación de un infarto, la reflexología puede cumplir un rol determinante. Les pasamos dos secuencias que son de mucho interés, una para combatir la hipertensión y la otra para trabajar los niveles altos de colesterol.

HIPERTENSIÓN

RIÑON
URETER
VEJIGA
GLANDULA SUPRARRENAL
CABEZA
SENOS FRONTALES
SIEN
CEREBELO
CUELLO
ORGANO DEL EQUILIBRIO

COLESTEROLEMIA

1. -RIÑON
2. -URETER
3. -VEJIGA
4. -ESTOMAGO
5. -PANCREAS
6. -DUODENO
7. -HIGADO
8. -VESICULA BILIAR
9. -INTESTINO DELGADO
10. -COLON ASCENDENTE, TRANSVERSO, DESCENDENTE
11. -GLANDULA LINFATICA DEL PECHO
12. -GLANDULA LINFATICA SUPERIOR

DIETA POST-INFARTO Y APOSTILLAS UTILES

Hay una serie de alimentos que, limitados en caso de enfermedad coronaria, deben desterrarse de la dieta completamente después de un episodio grave. El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos nos ofrece algunas pautas a seguirUna enfermedad coronaria grave, un episodio de infarto, provocan, cuando se supera felizmente, la necesidad de cambiar de vida. Un infarto es un toque de atención que nuestro organismo, un aviso serio de que nuestra vida corre peligro. Por ello, es el momento de tomar medidas, y un capítulo tan importante como el de la alimentación deviene clave para el futuro del paciente y su calidad de vida.
Por eso, nos preguntamos: ¿Qué elementos fundamentales debe tener una dieta post-infarto? ¿Hay varias fases en la incorporación de alimentos? Los expertos del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada comentan que después de un infarto se debe seguir las mismas pautas que las que acompañan a una dieta preventiva o una dieta para evitar la hipercolesterolemia, haciendo especial énfasis en adelgazar, si se tiene sobrepeso u obesidad, y mantener el peso adecuado, tomar pescado azul con más frecuencia o alimentos enriquecidos en Omega-3 y frutos secos. También se debe de cuidar el consumo de sal, sobre todo si hay hipertensión.

En movimiento

Cuando se ha producido un infarto, en la mayoría de las ocasiones, siempre que las circunstancias del paciente lo permitan, se aconseja la realización de ejercicio físico. El ejercicio supone un cierto gasto energético. En este sentido, lógicamente, los pacientes post-infarto deben adecuar la cantidad de calorías que ingieren a la actividad física que realizan (normalmente una actividad física moderada de baja intensidad, aerobia). Si el paciente está, además en proceso de pérdida de peso, debe cuidar su ingesta de calorías totales. De nuevo es conveniente vigilar, bien el mantenimiento del peso corporal adecuado dentro de los valores antes expuestos en personas sin sobrepeso, o bien la pérdida de peso en los que tenían previamente al infarto sobrepeso u obesidad.

¿Cómo como?

Los expertos han recomendado desde siempre no "inflarse" a comer dos veces al día, sino repartir la ingesta de calorías en al menos cinco momentos de la jornada. Indicativamente, se suelen marcar la hora del desayuno (entre y siete y nueve de la mañana), la media
mañana (a las doce), el almuerzo (entre dos y tres y media), la merienda (en torno a las seis y media), y la cena (en torno a las nueve). La cena debe hacerse con al menos dos horas de antelación al momento de ir a la cama, para que la digestión se haya realizado, y debiera ser especialmente ligera. Desde el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada aconsejan
que antes y después de la realización de cada comida se repose entre cinco y diez minutos, para preparar al cuerpo para la ingestión y comenzar de forma adecuada la digestión. Las comidas, en cualquier caso, deberán ser ricas en frutas y verduras. En este sentido, no hay ninguna fruta o verdura que prevenga el infarto de forma más activa. Es decir, no hay unas frutas o verduras mejores que otras en este sentido, aunque las ricas en ácido fólico (naranjas), y verduras de hoja verde, pueden tener un efecto importante ya que afectan a algún parámetro de la sangre relacionado con las enfermedades cardiovasculares como es la homocisteína.

Adiós a...

La sal, en primer lugar. Todos los alimentos ricos en sal deben desterrarse completamente de la dieta, según los expertos. Del mismo modo, embutidos y carnes grasas (pato, cordero...), leche y derivados lácteos enteros (sí se pueden consumir yogures y quesos desnatados), nata y mantequilla, y cualquier alimento que aporte ácidos grasos saturados, deben desaparecer de la dieta. Las grasas
monoinsaturadas y polinsaturadas, sin embargo, sí que están indicadas, ya que ejercen sobre el organismo el efecto contrario a las saturadas. Al renunciar a las carnes rojas y grasas, puede existir, en determinados casos, un vacío en la ingesta de proteínas. La reorientación de la dieta en este caso es sencilla. De este modo, las proteínas que la carne deja de aportar las podrá conseguir el paciente ingiriendo pescado, legumbres (no hay que renunciar a los platos de cuchara, pero sí al chorizo, la morcilla y el tocino), la clara de huevo (concentra las proteínas y no el colesterol, que se queda en la yema), las carnes blancas (pollo y pavo, por ejemplo), y la leche
desnatada. En cualquier caso, hay que destacar que la cantidad de proteínas que necesita una persona adulta diariamente puede cubrirse con una ración de pescado, un vaso de leche y una clara de huevo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

ORACION PARA ALEJAR BRUJOS Y HECHICEROS - 100 EFECTIVA!!

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL