Es mandato de nuestro Padre, que me sea concedido el no morir.

Revista Atenea 33

Luego se dirigió a Pedro frente a todos:
- Simón tu eres piedra, dirige por tanto mi
templo de piedra.
Y nadie entendió entonces, ni entiende ahora.
Pues los sucesores de Pedro, siguen dirigiendo
templos de piedras, de joyas, de formas y de
maneras, pero no el templo del espíritu. Pues
eran ciegos antes y siguen ciegos ahora, después
de tantos lustros de oscuridad.
Y acabada la cena, Jesús fue llamado por el
Padre al huerto de Olivos. Y allí sintió el dolor de
la muerte y el despego de la materia. Pues no
existe ser encarnado entre los hombres que no
se duela al morir en esta vida y nacer en la otra.
Y he aquí el secreto mejor guardado por los iniciados:
Y apareció el Señor del Mal, el Maligno, quien
gobierna las bestias y las criaturas bajo la capa
del Cielo. Y gobierna a las carpas y al Señor de
la muerte y el Cristo se arrodilló ante él diciendo:
- Es mandato de nuestro Padre, que me sea
concedido el no morir. Sólo si tú lo autorizas
así será.
Y el Señor del Mal, que es parte del Tao sagrado,
no pudo sino acceder a este misterio. Pues
el Sol iba a cambiar para tener más luz, pero al
tener más luz, también engendraría más sombra.
Y este pacto le beneficiaba pues Él, es el
Señor del abismo y de la sombra, y creciendo
uno, crece el otro.
El Padre envió a Jesús un ángel, que le tocó en
su frente y le sumió en un estado, que ahora en
los tiempos modernos Vds. llaman hipnosis, y
resistió por eso la más grande tortura, sin decir
una sola palabra y por eso caminó entre injurias,
insultos y golpes, sin que su dignidad y aristocracia
cediera, ante los ojos del humano. Pues
ese día el “Humano” superó en mal al propio
“Maligno” y hasta el Diablo se sintió acomplejado
ante la brutalidad del hombre.
Fue otro iniciado, al que llamaron Plinio el Viejo,
quien reveló el misterio del Cristo, puesto que
en sus crónicas, registró, como el Sol, que alumbra
cada día, hacia el año treinta de nuestra era,
cambió extrañamente, justo cuando en
Palestina, un hombre moría sobre una cruz. Y
después de morir ante los hombres, el Sol se
apagó, y el nuevo Sol ya no tuvo la misma longitud
de honda y frecuencia, y es así que hubo
más luz, y los enfermos curaron y hubo más
sombra, y las bestias proliferaron en la noche. Y
sólo los hijos del Sol saben que derramando la
sangre se apaga el Sol.
Es por esto que los que antaño se marcharon en
“carros de fuego” deberán morir pronto, para
que haya un nuevo Sol y una nueva Tierra con
su sagrada muerte. Y me alegro y me regocijo
en contar esto, que sólo unos pocos entenderán
y que verán entonces que la tribu está reuniéndose
junto al Olivo, pues llega el tiempo promeprometido.
Mientras que los más seguirán en la ceguera
de estas palabras desde sus templos de piedra.
Y sobre la cruz, Jesús el Cristo, dijo a su madre:
- Madre, he ahí a tu hijo
Pues el espíritu de Jesús estaba alojado en
Juan o Marco, desde el día del bautismo en el
Jordán.
- Juan, he ahí a tu madre.
Pues Myriam, la madre de Jesús, no era la
madre del Cristo, sino de la carne sobre la que
vivió el avatar. Pues Cristo tiene una madre y un
padre que son andróginos y viven en el Sol-
Padre-Madre del centro del Universo.
Jesús no pudo morir entre los hombres, pues su
espíritu estaba en Marco, y es por eso que
muerto el cuerpo, el espíritu volvió a su dueño,
y marcharon al lugar donde el “día es noche, y
la noche es esplendor” Lugar que existe y que
sólo unos pocos han visitado.
Myriam, la madre de Jesús vivió en Jericó y en
otras ciudades cuidada por Myriam de Magdala
y Juan. Pero vivió muy poco tiempo, pues a la
muerte de su hijo, su corazón se desgarró y su
pecho izquierdo enfermó, pues estaba enfermo
su corazón por el dolor de la muerte de su hijo.
Y su enfermedad fue esta a la que llaman cáncer.
Y espor esto que algunos videntes vieron
como un puñal se clavaba en su pecho, sin
saber que en el lenguaje del espíritu, este símbolo
significa la enfermedad que precede a la
muerte.
Muerta la madre del Salvador, todos los apóstoles
se reunieron y se planteó un fuerte conflicto,
puesto Andrés, Felipe, Tomás, Leví y Juan, querían
que fuera Myriam de Magdala quien rigiera
los destinos de la tribu. Mientras que el resto de
los apóstoles se oponía. Fue la propia Myriam
quien resolvió finalmente esta polémica diciendo:
- Debo yo morir, para tomar mi trono. Hágase
por tanto lo que mi amado me indicó.
Y se alejó de todos ellos. Y nadie entendió, sino
Marco, el llamado también Juan. Y tomando la
mano de éste último, marchó a Efeso. Y allí
Myriam de Magdala, dictó a Juan el Evangelista
lo que llaman el Apocalipsis. Pues ella tenía
desde niña abierto el ojo del espíritu. Y con la
luz de ese ojo, iluminó al Bautista, a Jesús el
Cristo y finalmente a Juan el Evangelista.
Ocurría a veces, que Myriam, y Marco, se quedaban
quietos mirándose a los ojos, y perdían la
noción del espacio y el tiempo, y Myriam veía
como los ojos de Juan, se tornaban de Jesús, y
el cuerpo de éste parecía idéntico al de su
amado. Y cohabitaban en el mismo lecho. Y así
fue hasta la hora de la muerte de ésta.
Marco, lloró amargamente cuando se quedó
solo, pues había tenido el privilegio de amar a la
mujer más grande de todos los tiempos.
¡Rásguense de nuevo las vestiduras!... castrados
cuervos, vestidos de negro, que aún hoy
sembráis la confusión bajo el templo de piedra.
Pues no perdonaréis jamás que la esposa de
Joel, fuera luego la del Bautista, de Jesús el
Cristo y de Juan el Evangelista. Pues donde
vosotros veis sexo otros ven alquimia espiritual.
Jamás entendisteis, que el Andrógino Sagrado
que vive en lo alto, necesita un macho y una
hembra para vivir en lo bajo, y que sólo con su
unión, se realiza la divina presencia. Es por esto
que instituisteis el celibato, del que creció la
pederastia, la homosexualidad y la bestialidad.
Y es por esto que pronunciaste una blasfemia al
llamar a la Sagrada Esposa Solar, pecadora y
adúltera. Y es por esto que yo me levanto como
testigo de vuestra injuria, para que seáis juzgados
y condenados por lo siglos de los siglos.
Al tiempo en que Myriam dejaba su cuerpo,

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

ORACION PARA ALEJAR BRUJOS Y HECHICEROS - 100 EFECTIVA!!

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL