LA CIENCIA Y EL CAMPO DE ENERGIA HUMANA (SCIENCE AND THE HUMAN ENERGY FIELD)



Escrito por James Oschman
Traducido por Lourdes Escobedo

de Escuela de Sanacion
James L. Oschman, Doctor en Filosofía es entrevistado por William Lee Rand
 James Oschman es una de las autoridades líderes en la comprensión científica de las manos que curan. Sus amplios antecedentes como científico y su experiencia y comprensión de la sanación holística lo pone en una posición única para servir de puente entre el mundo médico/académico y la comunidad de sanación. Su libro, Medicina de Energía, y su libro pronto a ser publicado, Medicina de Energía en la Terapéutica y el performance humano, son notables en la forma en que fácilmente transmiten una base científica para las manos que curan. Su trabajo facilita que doctores y científicos comprendan y acepten el Reiki, que es valioso para cualquiera poner el Reiki en hospitales o trabajar en un ambiente clínico o científico. Sus fascinantes ideas y percepciones dan una nueva perspectiva sobre cómo funciona el Reiki lo cual nos inspira a dar mejor uso a nuestras habilidades.

WLR: ¿Puede compartir un poco sobre sus antecedentes como científico, en qué campo(s) estuvo involucrado, y que lo llevó a enfocarse nuevamente en la medicina de energía?

JLO: Como científico académico, trabajé en los campos de la biología celular, biofísica, y fisiología, haciendo investigaciones y enseñando en importantes universidades y laboratorios en los Estados Unidos y el extranjero. Mi especialidad fue la microscopía de electrones – estudiar la estructura microscópica y función de varios tipos de células y tejidos. Esto fue muy interesante por casi veinte años, pero luego desarrollé un problema en la espalda, probablemente de estar inclinado sobre los microscopios por largos períodos. A la larga, encontré mi camino a la Integración Estructural, y esto cambió mi vida. Además de ayudarme con mi espalda, el terapeuta (Peter Melchior) me habló sobre todo un campo de investigación sobre la energía humana que yo no había encontrado durante mis años académicos. Estaba curioso sobre qué sucedía con los diferentes descubrimientos fascinantes e importantes sobre los que él me había hablado, y por qué nunca supe de ellos en cursos o seminarios o conversaciones en los círculos académicos. Me parecía que por alguna razón nadie quería hablar sobre la energía. Esto me era extraño. Seguir esta curiosidad me llevó al campo de la medicina de energía. Conocí a muchos terapistas que parecían saber mucho sobre la energía, y sentía curiosidad sobre qué ciencia, si había alguna, existía para explicar sus observaciones.
  
WLR: Desde su perspectiva de haber trabajado en la ciencia académica y también con Reiki y otras formas de medicina complementaria, ¿Puede ver formas en que encajen?

JLO: La integración de la ciencia de investigación con la medicina complementaria es un esfuerzo tremendamente emocionante. Mi primer enfoque fue en qué puede enseñar la ciencia a los terapeutas, sino que puede aprender la ciencia de ellos. Luego aprendí que la ciencia puede ayudar al terapeuta a desarrollar una mejor comprensión de los efectos de su trabajo a nivel celular y molecular. Cuando tratemos este tema, estoy seguro que verá que el Reiki y los otros métodos ciertamente no violan las leyes de la física. Puesto que obviamente, tenemos mucho que aprender, estamos empezando a desarrollar explicaciones lógicas e hipótesis comprobables sobre estos métodos, y esta es la característica de la buena ciencia. La comprobación de estas hipótesis es una de las más emocionantes e importantes líneas de investigación en las que puedo pensar. Verás que me enfoco en los campos magnéticos y biomagnético. Esto es porque sabemos mucho sobre estos campos y son relativamente fáciles de medir. Pero esto no significa que excluimos otros tipos de energía de la investigación. El cuerpo también emite luz, sonido, calor, y campos electromagnéticos y, como cualquier otra materia, tiene un campo gravitacional.


WLR: ¿Puede darnos una definición de medicina de energía?

JLO: En un sentido, toda medicina es medicina de energía. Esto puede parecer trivial, pero es un punto importante. Cualquier intervención con un sistema viviente implica energía de otra forma. Todos tenemos nuestras especialidades e intereses, y es desafiante dar un paso en el dominio de la energía simplemente porque es la búsqueda más multidisciplinaria que podemos hacer, y siempre puede proporcionar nuevas percepciones, sin importar nuestro enfoque principal. Vale la pena que los terapeutas de Reiki aprendan un poco de física y biología para que puedan entender los mecanismos involucrados. Puede volver más claras tus intenciones y facilitar el trabajo de explicar a profesionales médicos que tienen un antecedente científico.
La medicina de energía implica comprender cómo el cuerpo crea y reacciona a los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos, incluyendo la luz y el sonido también como otras formas de energía tales como el calor, la presión, la energía química y elástica, y la gravedad. Estamos interesados en cómo el cuerpo produce estos diferentes tipos de energía, y cómo estas energías pueden ser aplicadas al cuerpo para causar efectos benéficos.
Es importante para los terapeutas de Reiki y otras energías comprender que la ciencia no comprende realmente el origen de estos diferentes tipos de energía. Por eso si te sientes inseguro sobre lo que significan las palabras, si te vuelve loco la ciencia, tienes buena compañía. Las mejores mentes en la ciencia, incluido Albert Einstein, lucharon para comprender qué es realmente la energía y cómo se relacionan las diferentes formas de energía. El problema aún no está resuelto a nivel fundamental. Decimos que un electrón tiene carga eléctrica, pero por qué tiene una carga y exactamente qué es realmente una carga sigue siendo un misterio para la ciencia.

Cuando los médicos y científicos reaccionan negativamente al término medicina de energía, están olvidando que hay muchas tecnologías usando diferentes formas de energía para diagnóstico y tratamiento. Los rayos X y tomografía caen en la categoría del diagnóstico. Las mediciones pasivas de los campos producidos por el cuerpo también son importantes en el diagnóstico: electrocardiogramas, electroencefalogramas, electroretinogramas, y electromiogramas. Cada una de estas herramientas de diagnóstico han desarrollado recientemente su contraparte biogmagnética: magnetocardiogramas, magnetoencefalogramas, magnetoretinogramas, magnetomiogramas, y así sucesivamente. Todos los doctores han usado un electrocardiograma, una herramienta de medicina de energía que hemos tenido por casi un siglo.

Los investigadores modernos han desarrollado la biopsia magnética, la biopsia eléctrica, y la biopsia óptica. Los estimuladores transcutáneos de nervio, los marcapasos y defibriladores, lásers, electrocauterización, y la terapia de campo magnético pulsante son ejemplos de modalidades de tratamiento de energía que son partes de la medicina convencional. Controversial o no, la medicina de energía basada en el uso del equipo médico está viva y bien ubicada en hospitales, clínicas y centros de investigación médica. El Reiki y otras formas de sanación con imposición de las manos son otra forma de medicina de energía basada en campos de energía científicamente medibles emitidos desde las manos del sanador.

WLR: ¿Se ha demostrado que el campo de energía humana (CEH) existe, puede hablarnos sobre los estudios que son los más validos científicamente? ¿Qué instrumentos han sido usados y cómo han sido realizadas las mediciones?

JLO: En pocas décadas los científicos pasaron de una convicción de que no existe tal campo de energía alrededor del cuerpo humano a la certeza de que tales campos existen y son médicamente importantes. Ahora los doctores toman decisiones sobre tratamientos en base a las mediciones de estos biocampos.
El primer campo de energía humana en ser bien documentado fue el campo del corazón. Esta investigación llevó al electrocardiograma y fue hecha hace un siglo por Einthoven, quien recibió un Premio Nobel por sus logros en 1924. Casi un cuarto de siglo después, Berger midió los campos eléctricos del cerebro, creando el campo médico de la electroencefalografía.

La investigación de Einthoven, Berger, y otros estableció que órganos tales como el corazón y el cerebro producen campos bioeléctricos que viajan a través de los tejidos del cuerpo y que pueden ser registrados con electrodos en la superficie del cuerpo. El electrocardiograma, por ejemplo, puede ser obtenido con electrodos colocados en cualquier parte del cuerpo, incluso en los pies. Hay una ley fundamental en física, La Ley de Ampere, que dice que cuando las corrientes fluyen a través de conductores tales como alambres o tejidos vivos, se deben producir campos magnéticos en el espacio que los rodea.
Puesto que los tejidos vivos son conductores de la electricidad, las bien establecidas leyes de la física requieren que las corrientes que suben hacia el corazón y otros músculos, y el cerebro y nervios periféricos produzcan campos en el espacio alrededor del cuerpo. Estos son llamados campos biomagnéticos.

El campo biomagnético del corazón fue medido por primera vez en Syracuse, New York, en 1963, usando dos bobinas, cada una con dos millones de vueltas de alambre (ver Figura 1A). Casi al mismo tiempo que se estaban haciendo estas medidas, ocurrió un descubrimiento en Cambridge, Inglaterra que revolucionó las medidas de campos biogmagnéticos y le dio un Premio Nobel a Brian Josephson después de una década. El descubrimiento de Josephson llevo al desarrollo de un magnetómetro muy sensible llamado SQUID por sus siglas en inglés  (Mecanismo superconductor de interferencia de Quantum). Estos magnetómetros ahora son usados laboratorios de investigación médica en todo el mundo para estudiar el campo de energía humana.
Es importante apreciar que los métodos tradicionales para registrar los campos eléctricos con electrodos en la superficie de la piel (como en el electrocardiograma y electroencefalograma) proporcionan mucho menos información que las correspondientes mediciones biomagnéticas. La razón para esto es que las resistencias eléctricas de los diferentes tejidos varían por un factor de casi 30. Los campos bioeléctricos generados dentro del cuerpo por los tejidos tales como el corazón y el cerebro siguen el camino de la menor resistencia eléctrica, de modo que los patrones medidos en la superficie del cuerpo se desvanecen y son difíciles de interpretar. En contraste, las permeabilidades magnéticas de los diferentes tejidos son casi todas las mismas al vacío. En esencia, los tejidos son transparentes a los campos magnéticos. Por eso las mediciones biomagnéticas son mucho más informativas sobre lo que está pasando dentro del cuerpo que lo que son las mediciones bioeléctricas.

Este es un punto importante para los terapeutas energéticos porque un sentido magnético, si existe, proporcionará más información sobre lo que está pasando dentro del cuerpo que las medidas de campos eléctricos de los electrodos en la superficie de la piel. Y hay una buena base científica para la existencia de un sentido magnético en el cuerpo humano. De hecho, científicos de Milán, Italia han mostrado que los tejidos pueden mostrar el mismo efecto Josephson que es la base para el magnetómetro SQUID.
 
WRL: En varios tipos de terapia nos referimos a la energía sanadora. ¿Qué piensa de este término?

JLO: Este durante mucho tiempo ha sido causa de discusión en los círculos académicos, pero las actitudes están cambiando debido a la básica investigación médica. Mucho crédito se le debe dar a C. Andrew L. Bassett y sus colegas del Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia en Nueva York por su persistencia para superar el amplio escepticismo y superar barreras reguladoras para llevar a la medicina común la terapia de campo electromagnético pulsante (PEMF) para sanación de huesos. La investigación mostró que ciertos campos magnéticos pueden impulsar el proceso de sanación en fracturas que ha fallado en sanar, incluso por un período de hasta cuarenta años. Basett y sus colegas de Columbia también investigaron el uso de los PEMF en otros problemas músculo esqueléticos, y tuvieron considerable éxito. Estos problemas incluyen la osteoartritis, osteonecrosis, osteocondritis desecante, osteogénesis imperfecta y osteoporosis.
 La primera aprobación de la FDA para la terapia de campo magnético fue obtenida en 1979. Subsiguientes trabajos mostraron que la sanación en otros tejidos puede ser impulsada con campos pulsantes a diferentes frecuencias.

Las frecuencias importantes para estimular la reparación del tejido están todas en el rango de frecuencia extremadamente baja (EFL). Dos ciclos por segundo (Hz) es efectivo para la regeneración de nervios, siete Hz es óptima para el crecimiento de huesos, diez usado para ligamentos y frecuencias un poco más altas funcionan para la piel y capilares.
El fenómeno de inducción fue descrito por Michael Faraday en Inglaterra en 1831. El mostró que mover un imán cerca a un conductor induce un flujo de corriente medible en el conductor.
La ley de Inducción de Faraday es una ley básica del electromagnetismo. Es la base para una ciencia moderna llamada magnetobiología que explora los efectos de los campos magnéticos en los sistemas vivientes.
Lo que es importante sobre todo esto es la evidencia de que los practicantes de diferentes terapias de imposición de manos tales como el Reiki, acupresión, armonización del aura, Bowen, cranialsacral, Integración Estructural (Rolfing), toque curativo, Terapia de polaridad, masaje, y Equilibrio Cero pueden emitir señales de frecuencia extremadamente baja a través de sus manos. Esto fue descubierto en un valioso estudio del Dr. John Zimmerman. Sus resultados se muestran en la Figura 2B. El encontró que este campo pulsante es producido por las manos de los practicantes del Toque terapéutico  y toque curativo, pero los no practicantes no producen tales señales.

Zimmerman encontró que el campo pulsante producido por las manos de los practicantes no es fijo en frecuencia, sino que varía de momento a momento. La frecuencia sube y baja a través de los diferentes rangos de frecuencias en la banda ELF que los investigadores médicos han identificado como efectiva para impulsar el proceso de sanación en los diferentes tejidos que han investigado.
Por tanto hemos  descubierto una sinergia importante entre la biomedicina clínica y la medicina complementaria. Parece probable que un efecto de las diferentes terapias de contacto de energía a través de la imposición de las manos es introducir en los tejidos las mismas frecuencias sanadoras que los investigadores médicos han identificado como claves para la sanación de los tejidos. Además, cuidadosa investigación médica sobre el mecanismo por el cual estas señales afectan a las células se aplica a terapias convencionales y complementarias.
 
La física básica de inducción es importante porque ayuda a explicar algunos de los efectos del Reiki, imposición de manos, y otras terapias similares. En esencia, los campos biomagnéticos producidos por un practicante de estas terapias inducen flujos de corriente en los tejidos y células de individuos que están cercanos. La evidencia de que realmente puede ocurrir esto está muy bien resumida en un fascinante documento titulado “La Electricidad del toque” y en un libro titulado Ciencia del Corazón publicado por el Instituto de Matemáticas y el Corazón en Boulder Creek, California.
Como resultado de estos descubrimientos, he sugerido una definición que también es una hipótesis: La energía sanadora, sea producida por un mecanismo médico o proyectada desde el cuerpo humano, es energía de una frecuencia particular o grupo de frecuencias que estimula la reparación de uno o más tejidos.

WLR: A partir de su investigación, ¿Puede explicar los mecanismos biológicos responsables por el Campo de Energía Humana?

JLO: El campo biomagnético surge de las corrientes eléctricas pulsantes que suben por los tejidos. Todo el campo, visto a una distancia del cuerpo, está compuesto de todos los campos, siendo el más grande el campo del corazón. Porque la sangre es un muy buen conductor de la electricidad, todo el sistema circulatorio pulsa con electricidad cada vez el corazón late. La segunda fuente más grande de electricidad es la retina, que actúa como una gran batería que cambia de polaridad cuando la luz cae sobre ella. El tercer campo más fuerte es el producido por los diferentes músculos, con los músculos más grandes produciendo campos más grandes y los músculos pequeños tales como los que mueven los ojos, produciendo campos pequeños. El campo del cerebro es casi una milésima tan fuerte como el del corazón. Aún más débiles son los campos producidos por el cerebro cuando se proporciona un estímulo sensorial tal como un sonido, una luz, o un toque. Finalmente, los campos más débiles son los del sistema de conducción del corazón, llamado sistema Purkinje, y sus diferentes ramas. De nuevo, todo el campo es una composición de todos estos campos.

WRL: ¿Hay instrumentos de bajo costo que la gente pueda adquirir para usarlos y detectar el Campo de Energia Humana?

JLO: La respuesta depende de que aspecto del campo se desea medir. Las mediciones biomagnéticas generalmente requieren equipo costoso y habitaciones selladas para asegurarse de que no están detectando ruido del ambiente electromagnético. Una excepción parece ser las emisiones de los maestros de Qi Gong y otros que tienen la habilidad de proyectar campos biomagnéticos muy fuertes. Estos son bastante fuertes como para ser captados con dos bobinas de alambre de 80,000 vueltas y un amplificador. Esto fue demostrado por Seto y sus colegas en Japón en 1992. Y hay fascinantes medidas del campo eléctrico del corazón que pueden ser realizadas por cualquier persona, usando un equipo hecho en casa, como es descrito por Shawn Carlson en “El científico aficionado” en la edición de Junio del 2000, del Científico Americano. Y también hay programas de computadora y aparatos para monitorear una importante medida conocida como variabilidad de proporción del corazón.
Estos instrumentos pueden ser valiosos para la investigación sobre el Reiki si resulta, como sospecho que puede ser, que las energías involucradas están asociadas con el campo energético del corazón, que es el campo energético más grande que el cuerpo produce. El Instituto de Matemáticas y el Corazón ha sido pionero en un estudio de la relación entre los campos de energía del corazón y los estados emocionales. En esencia, los sentimientos de amor, compasión y apreciación producen armonía particular en el espectro de frecuencia del electrocardiograma que se muestra en el campo del cuerpo y que afecta benéficamente a todas las células del cuerpo. De igual manera, el miedo, la cólera y la ansiedad que afectan el campo, y esto, también es comunicado a través de las vías energéticas a todas las células del cuerpo.

WRL: Esto es extremadamente interesante. Muchos practicantes de Reiki sienten que la energía del Reiki entra al sistema a través del corazón y viaja bajando por los brazos hacia las manos. ¿Puede dar una hipótesis basada científicamente describiendo cómo las energías del Reiki podrían ser generadas?

JLO: Basado en esta información, una hipótesis posible es que cuando un practicante de Reiki empieza a dar Reiki, los sentimientos de compasión, amor y otros sentimientos sanadores son creados en el corazón. Estos sentimientos modifican las energías eléctricas del corazón que viajan a través de los nervios y especialmente a través del sistema vascular eléctricamente conductora hacia las manos, donde crean campos biológicos sanadores que son inducidos al paciente.
Mi percepción es que los campos producidos durante los tratamientos de Reiki serán pequeños y sintonizados muy precisamente con frecuencias específicas que estimulan el sistema inmunológico y otros sistemas importantes del cuerpo. Esta es una hipótesis que necesita ser probada.
El imponer las manos es un antiguo método de sanación, y los diferentes terapeutas que han estado sintiendo y trabajando con energía, literalmente por miles de años, tienen que ser respetados como verdaderos pioneros. Creo que sus experiencias, tales como la sensación de que el aura tiene capas, algún día probarán ser exactas. También averiguaremos que son realmente los chakras. Desde una perspectiva práctica, la ciencia del campo biológico tiene mucho que hacer.

WRL: Una vez que estos campos biológicos son creados en las manos del sanador, ¿cómo sanan?

JLO: El descubrimiento de que los campos magnéticos pueden estimular la reparación de los huesos y otros tejidos llevo a toda una serie de cuidadosos estudios sobre como funcionan los métodos. Como resultado, tenemos una detallada comprensión de cómo los campos de energía pueden impulsar el proceso de sanación en diferentes tejidos. De hecho, hay varias hipótesis plausibles bajo investigación. Describiré las hipótesis que han sido estudiadas más ampliamente. Está diagramado en la Figura 4 y puede denominarse una cascada de señales.

Hay dos partes en la historia. En primer lugar, tenemos una figura detallada de la cascada de reacciones que ocurren desde la superficie de la célula hasta el citoplasma y hasta el núcleo y los genes, donde los efectos selectivos sobre el ADN han sido documentados. En segundo lugar, hay un fenómeno llamado amplificación que posibilita que un campo muy pequeño produzca un efecto mayor. Esta historia es parte de una conferencia dada por A.G. Gilman en 1994 cuando aceptó el Premio Nobel en Fisiología de la Medicina. Lo que se ha descubierto es que una sola molécula de hormona o neurotransmisor o un solo fotón de energía electromagnética puede provocar una reacción celular. Uno de los pasos claves en el proceso de amplificación es la activación de un canal de calcio para que los cientos de iones de calcio fluyan dentro de la célula, donde activan varios procesos celulares involucrados en la reparación de tejidos que han sido dañados o están enfermos.
El aspecto más importante de esta investigación es que campos muy pequeños pueden producir los mejores efectos. Esto es realmente una profunda y vital comprensión que tiene implicaciones para cada rama de la medicina.
Cuando un terapista no obtiene un efecto deseado, hay la tendencia a hacer más, a empujar más fuerte o aumentar la intensidad de un mecanismo o dar una dosis mayor de un medicamento. La investigación moderna apunta en la dirección opuesta. Los tejidos vivos realmente son más sensibles de lo que podemos imaginar a campos externos. Después de un período cuando muchos científicos estaban seguros de que era físicamente imposible observar la sensibilidad a la energía de los campos, ahora sabemos que los sistemas biológicos niegan la simple lógica de que mayores estímulos deberían producir mayores reacciones. Para la mayoría de los sistemas vivos, campos extremadamente débiles pueden ser mucho más efectivos que campos fuertes.
Sospecho que las terapias de energía tales como el Reiki son valiosas al evitar e incluso curar algunas de las enfermedades serias que son las más costosas en términos de sufrimiento humano y dinero invertido en cuidado de la salud. Una de las formas en que estos métodos trabajan es al abrir los canales de  comunicación que hacen posible que las células del cuerpo hablen unas con otras, y abrir el terreno a través del cual las células son capaces de migrar a lugares donde son necesarias para iniciar la reparación o luchar contra enfermedades. Otro efecto de estos métodos es calmar a la persona de modo que sus funciones inmunológicas pueden operan suavemente.

WRL: ¿Hay alguna posible base biológica para que algunas personas sean capaces de ver  o sentir el Campo de Energía Humana?

JLO: Hay un efecto en física que también es nombrado por Michael Faraday y es llamado el Efecto Faraday. Los campos magnéticos alteran la polarización de la luz. Ahora, el ojo es muy sensible a la polarización de la luz, y creo que algunas personas tienen la habilidad de ver el campo de energía del cuerpo al sintonizarse con la forma en que el campo altera la polarización de la luz. Algunas personas nacen con una sensibilidad muy alta de este tipo y otras la obtienen luego en su vida. Creo que es este tipo de visión lo que hace posible que algunas personas vean las capas del campo de energía humana.
Otro mecanismo que puede estar involucrado es el descubrimiento hecho por varios científicos de que la retina del ojo es un receptor magnético también como un receptor de luz. Algunas de las mejores investigaciones se han realizado en abejas. Ellas usan la información magnética para viajar. Esta investigación es bastante sofisticada puesto que los neurólogos han encontrado nervios específicos del ojo que envían señales cuando un imán se pone cerca al ojo. Si el campo visual puede realmente formar una imagen magnética de este ambiente es un tema interesante para estudio adicional.
Los dos enfoques dan algo de información diferente sobre el campo de energía humana. Mi meta es ver cómo estas observaciones pueden encajar para proporcionar una figura más completa de lo que da solo el enfoque, y esto es precisamente lo que está sucediendo.


WRL: ¿Hay una correlación entre la medicina de energía y la consciencia? Si así fuera, ¿Qué rol tiene la consciencia en la medicina de energía?

JLO: Con respecto a la consciencia, varios científicos han sugerido que sustentando lo que llamamos mente está un campo neuromagnético tridimensional que es la sustancia real de la consciencia. Hay conceptos interesantes que exploro en mi nuevo libro, Medicina de Energía en la Terapia y Desempeño Humano, que está por publicarse en Marzo del 2003. La forma en que esto impacta a la medicina de energía es importante. No hay problema más urgente que la resolución del trauma y los recuerdos traumáticos. Esto es tanto a nivel individual como a nivel de sociedades, naciones y grupos étnicos. Dado el presente estado del mundo, los enfoques de la  medicina de energía hacia el trauma pueden muy bien tener la clave para nuestra futura supervivencia. Tres libros importantes tratan este tema – La Energética del Trauma por William Redpath, Psicología de la Energía de Gallo, y Despertando al tigre de Levine. Es un tema del que hablo en mi próximo libro también.



WRL: Los sanadores de Reiki notan de la experiencia que la energía sanadora Reiki parece guiarlos y de hecho parece  contener una inteligencia superior o un poder superior que crea exactamente la frecuencia o frecuencias correctas necesarias para el paciente. Esta inteligencia superior también parece guiar al terapeuta a colocar sus manos en los lugares correctos y permanecer en un lugar por el tiempo correcto. ¿Hay algo en sus investigaciones que podría indicar esta posibilidad – la existencia de una inteligencia superior que guía la energía Reiki y también guía al terapeuta?

JLO: Desde la perspectiva científica, la inteligencia superior a la que se refiere no es otra que la sabiduría interna intuitiva innata que todos poseemos y a la que podemos tener acceso cuando relajamos nuestros procesos mentales y dejamos que nuestro subconsciente solucione lo que realmente está pasando. En The User Illusion, Tor Norretranders describe cómo cada segundo, nuestra consciencia nos revela una pequeña fracción de los once millones de bits de información que nuestros sentidos pasan a nuestros cerebros. La mayoría de la información de nuestros sentidos va a nuestro inconsciente, donde es procesado debajo nuestro nivel de alerta. Por tanto si confiamos en nuestras corazonadas e intuiciones, estamos confiando en información que está más cerca a la realidad que la forma en que sentimos la realidad, simplemente porque están basadas en mucho mayor información y en información que ha tenido tiempo para ser procesada en nuestro interior. Por eso si eres capaz de dejar atrás tus procesos de pensamientos, encontrarás que tus manos irán a los lugares correctos como si fueran jaladas hacia allí por un imán, y te moverás a otros lugares cuando el tiempo será correcto.

Una de las formas en que esto trabaja, creo, es que el tejido que está dañado o enfermo envía señales que son inducidas dentro de los sistemas de energía de las manos que sirven para guiarte a los lugares correctos. Esta es una hipótesis que vale la pena probar.

En términos de la posibilidad de un mecanismo interno que ajuste automáticamente el biocampo en las manos del terapeuta de Reiki de acuerdo a las necesidades del cliente, he escrito sobre esto en mi nuevo libro. Cuando reconoces que los tejidos vivos están compuestos por materiales semiconductores y que ellos forman un sofisticado circuito electrónico, queda claro cómo las diferentes frecuencias pueden tanto ser sentidas como proyectadas. Llamo a esto el sistema operativo del cuerpo y lo comparo con el sistema operativo de una computadora. Este es un sistema que funciona en silencio y de manera invisible en el entorno, coordinando todas las tareas que realiza la computadora. De igual manera, el sistema operativo del cuerpo funciona en silencio y de manera invisible en el entorno de todo lo que hacemos. Una de sus actividades puede ser ajustar la frecuencia de sus circuitos internos de acuerdo a lo más apropiado para la situación. En el caso del tratamiento de Reiki, esto implicaría que el sistema operativo del terapeuta de Reiki se sintonice con las señales que emite el paciente y proyecte en esos tejidos otra señal que sirve para equilibrar el sistema. Estas, por supuesto, son hipótesis por probar.

Con el equipo apropiado, podríamos estudiar estas interacciones y confirmar o refutar estas hipótesis. En el proceso, aprenderíamos mucha información sobre el cuerpo que sería valiosa para todas las ramas de la medicina. Así es como se hace ciencia. Tener una hipótesis, incluso si es errónea o incompleta, es un avance sobre no tener una hipótesis puesto que te da algo para probar. Si tu hipótesis es correcta o no, no es importante puesto que la información surge de la prueba.


WLR: En Reiki II, los estudiantes aprender cómo enviar Reiki a distancia a otros. La fuerza de la energía sanadora Reiki no parece disminuir sin importar la distancia implicada. Puede ser tan fuerte cuando se envía a través de una habitación que cuando se envía el tratamiento a alguien al otro lado del planeta. Esto va contra la normal teoría científica sobre la radiación de energía que usualmente afirma que a mayor distancia de la fuente de energía, esta se vuelve más débil. ¿Hay alguna forma científica de explicar cómo podría suceder esto?

JLO: Hay varios fenómenos en física que podría servir de intermediarios en la sanación a distancia. Por ejemplo, las ondas escalares tienen la extraordinaria propiedad de afectar la estructura del espacio en cualquier lugar, instantáneamente. Las ondas escalares por tanto no tienen una velocidad como tal, y sus efectos no disminuyen con la distancia.

La onda escalar fue predicha en la teoría física hace un siglo, pero los físicos generalmente la dejaban de lado en sus ecuaciones porque no podían contemplar un fenómeno que tuviera propiedades tan notables. Ahora que hay creciente evidencia experimental para la sanación a distancia, también como para los beneficios de la oración, la onda escalar está siendo reexaminada por su posible rol al ser intermediaria en tales fenómenos. Esto es importante porque muchas de las terapias complementarias están descubriendo que el trabajo de sanación que puede realizarse localmente también puede hacerse a distancia.

Una perspectiva valiosa viene de un físico cuántico, el Dr. Milo Wolff, quien ha descrito la interdependencia de toda materia en toda la materia  del universo. Sus artículos son escritos en un lenguaje bastante accesible para los no científicos, siendo bastante preciso y perceptivo a un nivel científico. Sus fascinantes conceptos integran las propiedades del cosmos, la materia y las leyes físicas.
Milo nos explica que las ondas cuánticas son parte de una partícula de materia. Para su existencia, la partícula depende de la interacción entre sus propias ondas y las ondas que llegan de todas las otras partículas en el universo. La partícula por lo tanto depende de su interacción con todas las otras partículas del universo. Creo que las conclusiones de Milo son sensatas.

Otro aspecto es la llamada no localización o inseparabilidad del quantum o la desigualdad de Bell o el efecto EPR (por Einstein, Podolski y Rosen, quienes escribieron un importante trabajo en 1935). Este es un fenómeno cuántico que parece ir contra el sentido común,  aún más que nos dice que el sentido común no es realmente la forma en que funciona el mundo.
Un experimento que demuestra la no localidad del quantum implica átomos de calcio que son colocados dentro de un estado de energía inestable de modo que emitan un par de fotones idénticos viajando en direcciones opuestas a la velocidad de la luz. Puesto que ambos se están alejando a la velocidad de la luz, sus velocidades aumentan, de modo que realmente se están separando al doble de la velocidad de la luz. La tecnología moderna nos permite rastrear la conducta de estos dos fotones mientras se apartan. La conducta parece muy extraña. Cuando uno de los fotones pasa a través de un polarizador que cambia una propiedad llamada spin, el spin del otro fotón también cambia. El primer fotón parece enviar a su gemelo un mensaje describiendo lo que le sucedió, no importa cuan lejos estén uno del otro o que tan rápido se estén separando. Puesto que la teoría de la relatividad no permite ningún tipo de mensaje que sea más rápido que la velocidad de la luz, uno sólo puede concluir que hay algún medio de comunicación instantánea entre los dos fotones que una vez estuvieron juntos en el átomo de calcio original. Einstein llamo a esto “acción fantasmal a distancia”. Es como si la separación de las partículas fuera una ilusión – una vez que las partículas son emparejadas siempre lo estarán. Puesto que toda materia en el universo alguna vez estuvo reunida en un lugar, antes del big bang, toda la materia en el universo continua estando en relación con toda la otra materia. Los conceptos de Milo Wolff describen la base para esto.
Puesto que estos descubrimientos parecen ir en contra del sentido común, los físicos han revisado cuidadosamente los experimentos para encontrar fluctuaciones. La discusión de este tema sigue en el mundo de la física, con algunos físicos aceptando la no localidad del quantum y otros rechazándola.
Una revisión digna de leerse se encuentra en un libro de F. David Peat titulado Sincronía. Y Ken Wilber y Larry Dossey han escrito ampliamente sobre el tema. En una reciente conferencia sobre sanación, Dossey afirmó que no puedes tener un poquito de no localidad. Sea esta o no la forma en que el universo funciona. Muchos fenómenos están apuntando a la validez de la no localidad.


WRL: La sintonización Reiki es una parte única del entrenamiento Reiki. Una persona no tiene que capacitarse para obtener la habilidad de dar los tratamientos de energía Reiki. La habilidad es transferida al estudiante a través de un proceso de sintonización dado por el maestro. La sintonización parece activar la habilidad del estudiante para canalizar el Reiki y hay notable diferencia en la fuerza de energía sanadora que los estudiantes tienen antes y después de la sintonización. ¿Hay algo en su comprensión de biología o ciencia que proporcionaría una explicación de cómo esto es posible?

JLO: Como con otros aspectos de medicina de energía, es posible sugerir hipótesis por probar. Mi creencia es que lo que pasa a través del proceso de sintonización es una frecuencia o grupo de frecuencias que pueden ser transferidas de un maestro a un estudiante a través del campo energético y que siempre serán recordadas por el estudiante. El proceso de la memoria es probablemente similar al involucrado en la homeopatía, en la cual la firma electromagnética de una sustancia es transferida al agua. Mientras algunos científicos han visto la idea de la memoria en agua con gran desconfianza, otros están haciendo investigaciones para averiguar cómo funciona. Algunas buenas hipótesis han sido desarrolladas para esto. El cuerpo humano contiene un sistema de agua que capta las frecuencias y las recuerda tanto como el agua puede recordar la señal de un remedio homeopático.



WRL: ¿Qué dirección ve que está tomando la investigación científica de la medicina de energía y qué desarrollos ves para el futuro?

JLO: La medicina de energía alcanzando su madurez ahora que los viejos argumentos sobre el vitalismo vs. Mecanicismo se han resuelto y se han desarrollado métodos para medir el campo de energía humana. En mi opinión, el estudio de los campos producidos durante el Reiki y otros métodos de sanación con energía serán las investigaciones más importantes que puedan hacerse con los actuales aparatos de medición. También es importante comprender que la sanación no siempre puede implicar proyectar energía sanadora a una persona; en algunos casos puede implicar eliminar la energía del lugar de una herida o enfermedad. Por eso también es importante estudiar los tipos de campos que pueden ser detectados irradiando de los tejidos dañados o enfermos.

Otra fascinante área se está abriendo para el estudio de la holografía de cuantos. Edgar Mitchell, el primer astronauta del Apolo, quien fundó el Instituto para Ciencias Noéticas, ha tomado profundo interés en este tema, y ha escrito un fascinante capítulo sobre él en unlibro titulado Aplicaciones Clínicas de la medicina Bioeletromagnética que está siendo editado por Paul Rosch y Marko Markow y será publicado pronto por Marcel Dekker, Inc., Nueva York.  Una idea de la holografía de cuantos es que toda la biomateria, desde las simples células hasta los organismos, está conectada a nivel de información internamente por la coherencia no localizada de los cuantos (por ejm, ondas soliton) y externamente con el entorno más grande a través de las emisiones coherentes de cuantos. Otra es que las emisiones fotónicas de la materia vida llevan información sobre todo el organismo.

De lo que he visto hasta aquí, creo que el estudio de la coherencia de cuantos va a llevar a toda la medicina a un nivel totalmente diferente, y muchas de las sanaciones aparentemente milagrosas en el pasado serán más fáciles de comprender, explicar y duplicar. Puede bien ser la clave para la sanación espontánea, el tema de un libro mejor vendido de Andrew Weil (1995). El concluyó que “…todo el circuito y la maquinaria está allí; el problema es simplemente descubrir como encender los interruptores correctos para activar el proceso.”

Creo que estamos llegando a un tiempo en el que la coherencia de cuantos y otros enfoques científicos nos enseñarán cómo encender los interruptores que Andrew Weil describió en su libro.

Tenemos los métodos para hacer toda esta investigación, y tengo toda la expectativa de que nos llevará a una nueva medicina que es más efectiva, menos costosa, y más fácil de realizar que el sistema que tenemos actualmente. Me gustaría ver un centro de investigación que no haga nada más sino estudiar los tipos de campos emitidos por los tejidos que están dañados o enfermos y los efectos fisiológicos de las señales producidas por los terapeutas que usan Reiki y otras formas de energía.
Las respuestas a todas estas importantes preguntas surgirán cuando la ciencia moderna empiece a escuchar y estudiar a las personas que han estado practicando el uso de la medicina de energía mucho antes de que incluso existiera lo que denominamos ciencia.

Nota del traductor:
Noetic (Noético): “Las Ciencias noéticas son exploraciones dentro de la naturaleza y las potencialidades de la consciencia usando múltiples formas de saber – incluyendo la intuición, sentimiento, razón, y los sentidos. Las ciencias noéticas exploran el “cosmos interno” de la mente (consciencia, alma, espíritu) y cómo se relaciona con el “cosmos externo” del mundo físico.

noético, ca. 1. adj. Fil. Perteneciente o relativo a la noesis. noesis (Del gr. νησις). 1. f. Fil. Visión intelectual, pensamiento. 2. f. Fil. En fenomenología, acto intencional de intelección o intuición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES