2013 AÑO DE LA SERPIENTE DE AGUA



Mía es la prudencia de los siglos.
Tengo la clave de los misterios de la vida.
Arrojo mis semillas en terreno fértil.
Y las nutro con constancia y decisión.
Mis miras son fijas.
Inalterable mi mirada,
firme, inexorable y profunda.
Avanzo con marcha constante y sostenida.
Debajo tengo, sólida, la tierra.
SOY LA SERPIENTE

Comienza el año de la Serpiente de Agua Yin
Del 10 de Febrero de 2013 al 30 de Enero de 2014
según el Calendario Chino.

Este nuevo año chino, inicia sin Primavera, quiere decir que es un año donde el año solar inicia antes que el año lunar y son años que se consideran lentos y con dificultad de crecimiento. Es el año 4711 en el calendario chino.

EL AÑO CHINO DEL 2013 ES: SERPIENTE DE AGUA – KUEI SZU
Agua Yin – Fuego Yin: La Serpiente es un signo del elemento fuego y el 2013 es del elemento agua. El agua sentada encima del fuego. Se trata de una combinación de elementos en aparente conflicto, ya que el agua “apaga” el fuego, a menos que la potencia del mismo, consuma al agua. Mas agua y fuego son los dos generadores de vida por excelencia, por lo que más allá de su “lucha” por la supervivencia de alguno de ellos, el año de la Serpiente trae consigo innovaciones, sorpresas, el perfume de la vida.

Chino a la Serpiente se la llama “Si ” y simboliza lo enigmático, lo inesperado y lo misterioso y la estimulan el debate y la creatividad. Belleza y sabiduría, su apariencia es serena y tranquila pero su agilidad mental es sorprendente, profunda, consejera, esotérica y espiritual, psíquica, religiosa, decidida y activa, excelente juez y buscadora de oportunidades, perseverante y energética, confiada, ególatra, sensata, intuitiva y sensual.

Durante el año de la Serpiente es importante actuar haciendo uso tanto de la inteligencia, como de la intuición. La cualidad de análisis se hace necesaria por varias razones, tanto para aprovechar las múltiples oportunidades que este año trae consigo, como para no tomar decisiones equivocadas y sufrir perdidas en todos sentidos. Es un año ligado a la acción, las actitudes perezosas traerán desventura.

Los estados meditativos, introspectivos, serán la gran herramienta del año. Desde otro ángulo de percepción es un periodo que requiere de acciones precisas, adecuado para sentar bases firmes que perduran, que darán sostén a etapas futuras de la vida, para ello es necesario conducirse con sentido práctico y realista. Ir sin prisa, más con determinación.

La Serpiente ofrece oportunidades y progreso, más también obliga a actuar con cautela, ya que su influencia también favorece el surgimiento de personas tramposas, que trataran de aprovecharse de los ingenuos. De ahí la necesidad de ser realistas, y saber que lo que perdura “cuesta”, se gana con esfuerzo y dedicación.

El equilibrio lo encontraremos en la creatividad y la capacidad de reinventarnos. Hay que Jugarse ! El año puede ofrecer aspectos muy positivos, es momento de actuar con valentía y decisión, utiliza tu experiencia y el diálogo para negociar.

Convence a través de tu actitud y firmeza. Actúa buscando el contacto con la naturaleza y retomando su esencia. Este año, la naturaleza está en posición de búsqueda de equilibrio por lo que sus manifestaciones serán fuertes. Hacer deporte, oxigenarse, realizar actividades al aire libre, equilibrarán tus emociones y estado de ánimo, fortalecerán tu energía personal. Es un año para enfatizar tu alimentación con frutas y vegetales para sentirte fresco y creativo. Momento de enfocarse en ser dinámico, atrevido, decidido e innovador. Etapa en la que el planear y estructurar proyectos nuevos es muy favorable. Buen momento para inicios.

Si revisamos la historia encontraremos que el año de la Serpiente jamás ha sido tranquilo; tal vez sea porque es la fuerza negativa más fuerte del ciclo y sigue al año del Dragón, que es la más fuerte de las positivas.
Muchos desastres que tuvieron comienzo en el año del Dragón tienden a culminar en el de la Serpiente. Son dos signos muy íntimamente relacionados y las calamidades de los años de la Serpiente resultan, con frecuencia, de los excesos cometidos durante el reinado del Dragón.

Como el Dragón, la Serpiente es un signo kármico. Su vida termina en el triunfo o en la tragedia, según lo dicten sus acciones pasadas.

Info sacada de la web.

Namaste, Ale.
Casa de Tara
Hijos del Amor
Amor por Gaia

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES