Mensajes ocultos en el cine .... Analizando la película Prometheus

No es difícil darse cuenta que la idea de que algunas representaciones artísticas de las culturas antiguas parecen ser un mapa estelar está inspirada en las investigaciones de Zecharia Sitchin sobre los sumerios y sus dioses, los Anunnaki.
Especificamente, la idea podría estar inspirada en el análisis que Zecharia Sitchin hace del cilindro-sello sumerio VA-243 que podemos apreciar abajo.
Dentro de las investigaciones de Zecharia Sitchin, encontramos algo aún más parecido a un mapa estelar: el famoso planisferio K8538. Según Sitchin, este planisferio es un mapa que muestra la ruta que siguieron las naves Anunnaki para llegar hasta el planeta Tierra.
Es más, cuando la arqueóloga Elizabeth Shaw explica a la tripulación de la nave “Prometheus” que el mapa estelar se encuentra repetido en las representaciones artísticas de varias de las culturas de la antigüedad, una de las imágenes que presenta como evidencia es un cilindro-sello sumerio, en el que se lee claramente:
“Asentamiento temprano sumerio, Eridu bajo” . Eridu no es un nombre inventado por los productores de la película “Prometheus”. Eridu es el nombre de una de las ciudades más antiguas del mundo, ubicada en el sur de Mesopotamia y construida alrededor del 5,400 a.C.
Según un documento denominado la “Lista sumeria de reyes”, Eridu fue la primera ciudad en el mundo. La primera línea de este documento dice: “Cuando el reinado bajo de los cielos, el reinado se estableció en Eridu.”
En esa misma reunión, entre la arqueóloga Elizabeth Shaw y la tripulacion de la nave “Prometheus” se muestra otra imagen con rasgos que podran calificarse como sumerios que incluye lo que parece ser una representación del dios Sol Shamash.
Aún hay más conexiones sumerias.
Uno de los momentos más impactantes de la película es cuando los exploradores descubren una cabeza gigante esculpida en una de las paredes de lo que parece ser un templo. La escritura que adorna la cabeza es muy parecida a la escritura cuneiforme sumeria.
La escritura que los exploradores encuentran en las paredes de la estructura extraterrestre también es muy parecida a la escritura cuneiforme sumeria.
Por último, el androide David se da cuenta que la única forma de activar la nave extraterrestre es tocando una melodía en una pequeña flauta. Si bien muchas de las culturas antiguas tenían un conocimiento musical, la cultura sumeria es la primera que desarrolló un sistema de notación musical llegando a componer algunas melodías para varios instrumentos.
¿Estamos ante una versión cinematográfica de los Anunnaki?
El argumento de la película “Prometheus” ha incluído varios elementos sumerios que nos indican que quienes escribieron la historia conocían las teorías sobre los Anunnaki y el planeta Nibiru. El hecho de que la palabra Anunnaki no se mencione puede ser un tema de tiempo, pues la podrían mencionar en la segunda parte, o puede que los guionistas hayan decidido referirse a los Anunnaki indirectamente. En todo caso, no podemos estar seguros de que los “ingenieros” son los Anunnaki porque la historia aún no se ha desarrollado lo suficiente.
No está demás decir que si Hollywood ha puesto esta idea en la pantalla es porque cada vez son más las personas que dudan de la historia oficial o la que nos han contado. El mismo Ridley Scott ha confirmado que la película está inspirada en las teorías que sostienen que las civilizaciones antiguas fueron visitadas por seres que llegaron del espacio:
“La NASA y el Vaticano están de acuerdo en que es casi matemáticamente imposible que estemos dónde estamos ahora sin haber recibido una pequeña ayuda en el camino. Eso es lo que contemplamos en la película, contemplamos algunas de las ideas de Erich Von Daniken sobre nuestros orígenes…Uno de sus libros más famosos fue “Carros de los dioses”. Todos pensaban que estaba loco porque afirmaba que la humanidad era la creación de los dioses. Si te remontas al siglo XIX, al tiempo de Darwin, y si contemplas las ideas de Darwin, la tesis darwiniana, que parece muy lógica… Luego puedes ir más allá y mirar más matemáticamente a la viabilidad de que estemos sentados aquí, te estoy hablando y tengo esta cosa (levanta su celular) que parece salida de “Viaje a las estrellas”. Hace treinta años no hubieras imaginado que esta cosa podría existir.”
Ridley Scott, el director de la película “Prometheus” ha hecho una serie de controvertidas declaraciones sobre los orígenes de la especie humana.
No hay que ser demasiado suspicaz para darse cuenta que si Ridley Scott hace una afirmación como la anterior, en la que involucra al Vaticano y a la NASA, tiene a los estudios cinematográficos apoyando lo que dice. Es decir, tiene el permiso de los estudios para decirlo. En Hollywood se mueve mucho dinero y un comentario desafortunado del director de una película puede generar rechazo en el público y convertir el film en un fracaso de taquilla. Las películas son ante todo grandes negocios y nadie está dispuesto a perder dinero porque al director se le ocurrió decir una tontería.
Entonces, para los empresarios de Hollywood, la idea de que hemos sido creados por extraterrestres tiene una muy buena acogida en el público y por eso no existe el temor a que comentarios como los de Ridley Scott perjudiquen el éxito de la película “Prometheus”.
Sigamos con las declaraciones de Ridley Scott:
“Las cosas han cambiado tan dramáticamente que podemos empezar a contemplar la idea de que toda nuestra historia puede estar equivocada…Ahora tienes un cambio de actitud por parte de la NASA, la iglesia e incluso Stephen Hawking.
En los últimos treinta años, hemos pasado de ‘es muy improbable que haya alguien más en nuestra galaxia’ a admitir que probablemente hay miles de formas diferentes de vida en nuestra galaxia.
Creo que Hawking dijo ‘esperemos que no nos visiten’ y creo que la iglesia también ha admitido que no sería contra la palabra de Dios aceptar que existen otras formas de vida en esta galaxia…¿Quién nos ayudó? ¿quién tomó las decisiones correctas? ¿quién estuvo empujando y jalando para ajustarnos?, esa es una pregunta justa.”
El androide David logra activar el control de vuelo de la nave extraterrestre y se da cuenta que estaba programada para dirigirse a la Tierra. Lo que sostiene en sus manos es una representación holográfica de la Tierra.
Uno de los aspectos de la película que más la relaciona con la idea de que los extraterrestres fueron quienes sembraron la vida en la Tierra es la primera escena.
En ella aparece uno de estos seres extraterrestres, denominados como los “ingenieros” por los arqueólogos terrestres, de pie al borde de una gran catarata. El “ingeniero” abre una pequeña caja, bebe un líquido y empieza a desintegrarse. Sus restos caen en la catarata.
Según Ridley Scott, este es un ritual a través del cual los “ingenieros” siembran la vida en los planetas a los que viajan, el líquido hace que su cuerpo se desintegre y se una a la materia orgánica del planeta, años después esta sustancia generará vida:
“…La secuencia al inicio del film es fundamentalmente creación. Es una donación, en el sentido que el peso y la construcción del ADN de estos extraterrestres está más allá de lo que podemos imaginar. Puede ser cualquier lugar, o cualquier planeta. Todo lo que está haciendo (el ingeniero) es actuando como un jardinero en el espacio. La planta es la vida, de hecho, es la desintegración de sí mismo.”
La idea de que un organismo extraterrestre podría haber llegado a la Tierra para sembrar la vida fue explorada por el Premio Nobel de Medicina y co-descubridor del ADN, Francis Crick, bajo el nombre de Panspermia.
El problema es que en la película nos enteramos que los “ingenieros” pensaban destruir a la humanidad. Mientras la expedición de la nave Prometheus explora el planeta de los “ingenieros”, el androide David descubre que estos seres extraterrestres pensaban regresar al planeta Tierra (alrededor del año 93 d.C.) equipados con una letal arma biológica. La pregunta que muchos se hacen es ¿por qué estos seres querían destruirnos si fueron ellos quienes nos habían creado? La respuesta la tiene el director Ridley Scott:
“Si miras al escenario de nuestros hijos se están portando mal, hay momentos en los que parecía que estábamos fuera de control, corriendo con faldas y armaduras, me refiero por supuesto al Imperio Romano, y se les dejó hacerlo por casi mil años, y puedes decir, ‘enviemos a uno de nuestros emisarios para ver si puede detenerlo’. Y adivina, lo crucificaron.”
Quedó claro, para Ridley Scott y compañía, Jesucristo fue un extraterrestre. Fue uno de los “ingenieros” enviados a la Tierra para enseñarnos el camino y nosotros, tan civilizados, no tuvimos mejor idea que crucificarlo.
Si los “ingenieros” son o no son los Anunnaki o si Jesús fue también un Anunnaki no es lo más importante.
Para todos los que no estamos de acuerdo o no estamos satisfechos con la historia como nos la han contado, la película “Prometheus” es un pequeño triunfo que nos indica que cada vez más personas están dudando de la version convencional de los historia del mundo antiguo. Es un gran paso adelante que la película “Prometheus” se adhiera abiertamente a la teoría que sostiene que la vida en la Tierra fue creada por seres extraterrestres y que, además, apoye indirectamente la idea de que los sumerios probablemente tuvieron contacto con civilizaciones extraterrestres.
“Prometheus” nos ha devuelto a las preguntas trascendentales de la vida pero desde una perspectiva que no está encadenada a ninguno de los paradigmas de turno. Ridley Scott asegura que la secuela de “Prometheus”, si se hace, tratará de responder a esas preguntas:
“Bueno, desde el inicio, yo estaba trabajando con una premisa que me llevaba a una secuela. Realmente no quiero conocer a Dios en la primera parte. Quiero dejarlo abierto a Elizabeth Shaw cuando dice ‘No quiero volver al lugar de dónde vine, quiero ir al lugar del que ellos vinieron’ .”
¿Quién nos creó? ¿por qué estamos aquí? o ¿quién es dios? son reflexiones que nos regala “Prometheus” si logramos mirar más allá de los efectos visuales, las explosiones y las acrobacias de acción.
¿Qué secreto esconden las Montañas Bucegi? .... Similitudes entre la Esfinge de Prometheus y la de las Montañas Bucegi en Rumania:
* Túneles en la película y Bucegi ... coinciden.
* Esfinge por encima de los túneles en la película y también por encima de los túneles de Bucegi ... coinciden.
* Casi una coincidencia exacta de la mirada de la esfinge ... coinciden.
* Asientos y mesas gigantes en la película y Bucegi ... coinciden.
* La sala de proyección en la película y en Bucegi ... coinciden.
* La película habla sobre el ADN y Bucegi trata sobre el ADN... coinciden.
Casualidad?

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES