Declaración de principios


Aguamarine De Santantoni

Mirando la televisión, en especial los noticiarios, me queda un sabor amargo, una pena profunda y me pregunto: ¿a qué venimos a este mundo?, ¿somos los únicos en este universo?, ¿existe un dios o hay más de uno luchando por ser el más poderoso?, entonces nosotros ¿qué somos para ellos?, ¿sus hijos o sus soldados?

Yo elijo libremente un Dios presente en todo porque es TODO, un dios creador, porque todo ha sido creado por Él, pero cuando veo la actuación de personas que hacen de su fe un grito de guerra, de su dios una lanza y justifican la muerte citando capítulos y versículos, de un grupo de libros denominados Biblia, y ninguno se plantea si está bien lo que hace, si es ése el mensaje o si falta un buen trozo que me explique porque existe un dios bipolar, que en el antiguo testamento es vengativo, sanguinario, rencoroso y castigador, mientras que en el nuevo testamento, es un dios benevolente, Padre presente, perdonador, dulce...Yo elijo un Dios bueno, porque para mí no existe un dios creador capaz de destruir su propia creación, si Él nos otorga el libre albedrío, ¿por qué castiga?, la elección es nuestra.

Muchas veces me da lástima cuando culpan de todo al demonio, me da pena la cobardía del hombre, la falsedad de no admitir que ha actuado con maldad o culpa y justifica su actuar; cuando hemos visto el sufrimiento en un poseído, vemos una persona torturada, bloqueada, sin derecho a ser libre, pero cuando comenzamos a ayudarle, su fe en ese Dios lleno de amor que nos ha regalado una tarde tibia con aroma a azahares, o una fría mañana después de la  lluvia con aromas a violetas, cuando le decimos que tiene que cumplir una misión y por ello debe luchar, ese espíritu teme, teme la fuerza y la voluntad del hombre en su plenitud, su fe, su esperanza, una creación tan maravillosa como una mujer que amamanta a su hijo, un hombre que llora cuando su hijo le entrega un dibujo del jardín, cuando una mano sujeta con fuerza una mano arrugada que ya no la tiene, no me cabe en la cabeza un dios vengativo, castigador, con conflictos como los de ser el único y el más poderoso. No lo necesita mi Dios Padre-Madre, Gran Espíritu, Fuente, Todo, porque lo es con su sola presencia sin exigir y menos pedirlo. La Magia es una energía poderosa y desconocida, es una de las manifestaciones del Todo, por ello no debemos utilizarla en hacer daño, anular a otra persona o en obligarla a hacer algo si ella no lo desea. Cuando una conoce los códigos y protocolos herméticos, no son temas para aprender en una semana, un mes o un año, son temas que se estudian, leen y viven, son únicos y no tienen doble interpretación, lo que está escrito es, no existe otro significado.

Creer en dios no es obligar a otros, es mostrar que tu fe es superior a tu dolor, que tu esperanza es más grande que tus problemas y que sólo tú puedes decidir qué está bien y qué está mal en tu propia vida, pero sólo tú eres capaz de dañarte, sólo tú puedes dañar a otros, y los otros son parte de ti, si dañas a otros te dañas a ti mismo, porque todos somos parte del Todo, y el Todo está en nosotros pero no somos el Todo, incluyendo animales y planeta.

Te acepto y te respeto, pero no aceptaré que te mientan diciéndote que ese es el camino a la verdad si estás caminando hacia el abismo. Como Maga no te puedo faltar. Toda persona que tiene un conocimiento superior en un área no puede dejar que se cometan aberraciones si puede evitarlas, un médico no dejará que alguien tome una medicación si no la necesita, un ingeniero denunciará si es preciso lo débiles que son las vigas de un puente...Nuestra misión es ayudar, pero no estamos obligados a ayudar a aquellos que no desean ser ayudados, porque aún no despiertan y siguen dormidos en su cómoda postura fanática.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES