EL COPAL


Mediador entre el cielo y la tierra, entre la materia y el espíritu, entre
vivos y muertos, lazo de unión del humano con El Padre Madre Creador,elemento que transporta las oraciones al ámbito de lo Divino, esa es la función del copal, a través del sahumador.
El sahumador que quema la ofrenda de copal, es el instrumento que durante la ceremonia se transforma en receptáculo que “contiene” o “atrae” lo Divino, ninguna ceremonia se inicia sin el sahumador encendido y al final de la misma, es requisito indispensable su presencia... todos los elementos y personas que intervienen en el rito, son purificadas por el humo del copal. Así también en el circulo de
danza, el sahumador ubicado sobre su pañuelo rojo, es el centro del circulo, es el palpitar del corazón, el eje o columna de humo de donde emana la energía más pura, que reverbera hasta la periferia.
Las volutas blancas que se producen al quemar el copal, son consideradas Divinas y reciben de acuerdo al concepto antiguo, el nombre de Iztac Teteo (Dioses Blancos).
El humo que asciende es una muestra evidente del dialogo
que se esta llevando a cabo entre el cielo y la tierra. La columna de humo
se transforma en el Eje del Mundo, en torno al cual giran el universo y sus criaturas.
La combinación de los cuatro elementos esta presente en un sahumador encendido, es el “corazón” del ámbito donde se esta llevando a cabo un rito. Por lo tanto, el sahumador, la braza ardiente, la columna de humo y sus volutas blancas Iztac Teteo, tienen su propio lenguaje
En el Antiguo Anahuac el copal simbolizaba la incorruptibilidad e
inmortalidad.
Su grato perfume es real pero inasible, por lo que representa
el ámbito de lo espiritual.
El humo también ubica, de acuerdo a este pensamiento, el lugar por el cual transitan las animas.
En el Antiguo Anahuac, a los niños se les colgaba una bolsita de algodón con una bolita de
copal, como medida preventiva que evitaba enfermedades.
Al ser quemado el humo blanco se asociaba con las lluvias, por lo que
también se pensaba que de esta manera se honraba a Tlaloc y se empleaba para solicitar lluvia.
La aromática resina de copal, es extraída del árbol del género Bursera Bipinnata y es uno de los grandes dones que nos otorga la madre naturaleza.
Es una de los elementos más significativos que acompañaron las ceremonias de los ancestros y sigue acompañando nuestras ceremonias
La Sahumadora, es el titulo que ostenta la mujer que porta el Fuego Sagrado
(...)
La función de sahumadora requiere la aceptación de un compromiso con La Tradición. Se actúa como intermediaria entre el mundo visible y no visible, en la conciencia de que el sahumador encendido se trasforma en un receptáculo Sagrado, en donde se manifiesta lo Divino
La sahumadora como guerrera, es portadora de una “arma” sumamente especial y poderosa: el sahumador y sus esencias.
Con dichos elementos es capaz de transmutar vibraciones, crear la armonía y entonamiento del grupo y generar la columna de humo, eje de energía que permite entablar un dialogo del cielo con la tierra.
Con amor Infinito: Lolita Vargas Martínez – Malinalticilt.
Emoticono heart

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

ORACION PARA ALEJAR BRUJOS Y HECHICEROS - 100 EFECTIVA!!