TÉCNICA DE RESPIRACIÓN CUÁNTICA


M24
DESMONTANDO EL SISTEMA / A LOS BUSCADORES DE LA VERDAD
TÉCNICA DE RESPIRACIÓN CUÁNTICA
A través de la respiración podemos conectar con nuestro punto de origen, y cuando uso ese término no me refiero a nuestro nacimiento en lo físico –de esta vida o de cualquier otra. Me refiero al estado de conciencia que es nuestro estado de Ser puro.
La respiración es la manera en la que el instrumento humano se conecta a este punto de origen en cualquier lugar del espacio-tiempo. La respiración es el portal entre la dimensión física y los dominios cuánticos o interdimensionales, pero no se trata de la respiración normal automática, sino más bien es un patrón de respiración muy específico basado en Pausas.
La Pausa es un proceso simple, de cuatro etapas que comienza con una inhalación que tiene un conteo de tres a seis segundos de duración, dependiendo de tu capacidad pulmonar, postura, y grado de privacidad. Después de hacer la inhalación a través de tu nariz, la contienes (haces una pausa) durante un conteo igual, y a continuación exhalas a través de tú boca, una vez más, durante el mismo conteo.
La clave es mantener la simetría en cada uno de los cuatro segmentos del proceso. No es esencial que vigiles esto con precisión, más bien, aplica un seguimiento casual de tu tiempo para cada segmento y conserva una consistencia del flujo.
Se recomienda hacer tres o cuatro ciclos consecutivos y después regresar a la respiración normal. Este período de respiración “normal” es llamado el período de Consolidación.
Conserva cerrados tus ojos durante todo el proceso y siéntate con tu espalda recta en una posición cómoda, con ambos pies en el suelo. Cuando comiences tu período de consolidación, es tiempo para que concentres toda tu atención hacia aquellas cosas que surgen en la superficie de tu conciencia, sabiendo que éstas surgen por una razón.
Este período de consolidación usualmente dura de tres a cinco minutos, pero no hay límite establecido. Usa tu intuición para guiarte durante este periodo de tiempo. En general, cada repetición de la consolidación, y normalmente hay de cuatro a cinco, se vuelve menos poblada con pensamientos o sentimientos, y para cuando entras al periodo de consolidación final tú mismo te has vaciado de pensamientos o sentimientos y has entrado al dominio cuántico.
La aplicación de la Pausa puede parecer una manera improbable para desactivar la Metodología de Supresión de la Conciencia, pero yo te alentaría a intentarlo durante tres semanas y ver los resultados que obtienes. Únicamente mediante tu propia experiencia puedes juzgar el mérito de la Pausa.
Después de tres semanas de práctica diaria, si tú experimentas una nueva claridad y conexión hacia tu punto de origen, entonces estarás motivado a continuar. Hay muchos matices de la técnica de la Pausa, y te animaría a que descubras el tuyo propio, en tu propia manera. Esta es tan sólo una técnica básica.
Algunas sugerencias rápidas para el comienzo. Inmediatamente después de la exhalación, la Pausa puede brindar una sensación sutil de pánico en algunas personas. Si esto ocurre, reduce tu conteo de forma tal que tengas menos tiempo en cada segmento. Por ejemplo si estás usando un ciclo de conteo de cuatro, disminúyelo a tres. Esta sensación de pánico se alejará a medida que practiques la técnica. Estas “complicaciones” o pausas cuánticas tienen un propósito que tú llegarás a entender.
Sugeriría que concentres tu atención en tu respiración –su sonido, su textura, cómo se siente dentro de tus pulmones, que forma toman tus labios durante la exhalación, cómo ésta fluye a través de tu sistema, etc. Esta concentración te alinea con el Primer Punto o el punto de origen de tu Conciencia porque la respiración es el Portal del Ser, y es a través de este portal que éste se está manifestando en lo físico.
Cuando utilizas la Pausa, hay una tendencia natural para buscar la experiencia de Luz o ver nueva dimensiones, hablar con Seres o incluso con Dios, o tener una experiencia “impresionante” que realmente confirme que estás en sendero correcto. La práctica de la Pausa te proporcionará una nueva experiencia y comprensiones, pero deja a un lado tus expectativas. Una vez más, los seres humanos aman el estimulo visual. Ellos aman ver dimensiones superiores como si ver fuera creer.
Pero todo lo que está en el tiempo-espacio cuántico no se ajusta al Sistema Mental Humano. Lo Cuántico es el origen. Es meta-físico, lo cual precede a lo visual, acústico, y los datos sensoriales. Éste precede a los sentimientos y pensamientos. Existe antes de estos estímulos y hasta cierto grado está de hecho escondido detrás de ellos.
La experiencia “impresionante” puede manifestarse en una forma que tu Sistema Mental no pueda interpretar o traducir dentro de imágenes, palabras, sentimientos, y pensamientos. Por lo tanto, esfuérzate por eliminar las expectativas de una naturaleza experiencial y simplemente sigue tu respiración. El instante en el que tu Conciencia alcance tu Sistema Mental y anuncie su presencia, nunca lo olvidarás, ni será confundido con otra cosa excepto por lo que es.
Y cuando ese momento llegué, podrías estar lavando tus dientes, escribiendo un correo electrónico, o descansando en el sofá. Sucede en su propio tiempo.
El Momento Cuántico es dividir tu día en pasajes de tiempo. Dicho de otro modo, “momentos”, en esta definición, son pasajes de tiempo o eventos. Por ejemplo, digamos que te levantas en la mañana; estás comenzando un pasaje o momento cuántico nuevo. Antes de adentrarte en el nuevo pasaje, practicas una Pausa abreviada –uno o dos ciclos de respiración: inhalación, pausa, exhalación, pausa. Esto reestablece tu Primer Punto, conectando tu instrumento humano con base física en el dominio cuántico. Conforme tú pasas por el pasaje de despertarte, lavarte la cara, lavarte los dientes, etc., estás pasando por pasajes de tiempo.
Toda tu vida es una serie de momentos o pasajes de tiempo, y en cada pasaje estás acompañado por tu Ser infinito que está buscando una cosa en la Tierra: ser Auto-consciente de sí mismo.
El Momento Cuántico te ayuda a que estés presente en el momento y te veas a ti mismo como el observador, sin hacer juicios sobre otros o sobre ti mismo, sino conservando la sobria valoración de la Conciencia.
Se vuelve una manera de vivir.
Cuando sientas que te has desorientado –que estás inquieto en cada pensamiento y sentimiento –estás cerca de encontrarte. Permite que este reconocimiento te reconforte. Hacerse consciente de la Conciencia para la mayoría de la gente llega en oleadas, son como capas que están siendo eliminadas, una a la vez, que gradualmente permite la toma de conciencia plena.
Cuando esto ocurre te experimentas a ti mismo fuera del Sistema Mental Humano y sientes que tu Ser ha regresado a su origen, pero desde luego nunca lo ha dejado, sólo que se siente como un regreso.
La Pausa es además de una técnica de respiración en su núcleo, también un método de dejar el instrumento humano y experimentar el estado de Conciencia. Eso es porque la respiración es la carretera o portal hacia fuera del instrumento humano.
Recuerda que los dominios astrales y mentales están dentro del instrumento humano, así que no estamos interesados en viajar ahí porque éstos permanecen dentro del Sistema Mental Humano, y son en consecuencia ilusorios y desorientadores. La Pausa es un método o proceso de desenredarse del Sistema Mental Humano, dándose cuenta que tus auto-definiciones e identificaciones con la cultura, familia, religión, espiritualidad, posesiones materiales, dinero, y propósito, han sido programados y no son quien realmente eres tú.
Este es un sendero muy difícil de aceptar, pero la Pausa fue diseñada para lograrlo. Es la respiración, hecha posible mediante la Naturaleza, lo que le da vida al instrumento humano, y es el instrumento humano lo que le da vida a la Conciencia dentro de la realidad física manifestada de la Tierra.
Así pues, la respiración es el enlace, y la Pausa es lo que hace posible que este enlace sea nutrido, expandido, fortalecido, y estable.
Un último comentario sobre la aplicación de la Pausa, la gran experiencia “sorprendente” no es el pez que estás tratando de atrapar. No estás tratando de atraer nada hacia ti; no estás tratando de aprender nueva información o volverte más entendido en el tema; no estás tratando de mover energía alrededor de tu cuerpo; no estás tratando de dejar tu cuerpo; y no estás tratando de comunicarte con tu ser superior o con Dios. Tu propósito, en la aplicación de la Pausa, es derribar los muros que te separan de ese estado de conciencia que eres tú, y que siempre serás, y siempre has sido.
En el no-movimiento, no-propósito, y vacío tuyo, TODO EXISTE.
¿Y con todo, no es eso precisamente lo que más temen lo seres humanos? ¿En el centro absoluto de quién eres tú, donde existe el vacío, no le temes a eso?
Quizás sería preciso decir que ese es el origen del miedo en sí mismo. No dirías que es una ironía, que a la Conciencia del Ser, eso que te define más claramente, le temes tú.
¿Por qué crees que es eso? ¿Por qué le temes al vacío y la vacuidad que tú eres? ¿Por qué te rehúsas a ver a través del portal de tu instrumento humano y percibes sin que la mente atienda?
Esa es precisamente la razón por la que los seres humanos son adictos a la propaganda espiritual. Temen el punto de no-movimiento en el que ellos existen porque han sido programados por su Sistema de Conciencia de la Mente, y aceptan eso como verdad: qué es el vacío –es meramente muerte y no-existencia.
En consecuencia, ellos buscan la belleza, armonía, las vistas espirituales de los mundos superiores, las descripciones de paz y amor, presencias angelicales, y la experiencia de unicidad y belleza, pero ellos no quieren que vayas a través del portal del vacío para que llegues hasta allá porque el vacío es la muerte y la no-existencia de la mente. Y han llegado a creer que ellos son la mente.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Envidia, y el mal de ojo: como protegerse de las malas energías

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE EL TEMAZCAL

LARVAS ENERGÉTICAS - PARASITOS ASTRALES